sábado 19/9/20

La cripta arqueológica ubicada bajo la catedral de Nôtre-Dame reabre sus puertas al público

La catedral de Notre-Dame, ha abierto sus puertas de nuevo después de haber estado cerrada durante 16 meses con motivo de restauración y reconstrucción de la misma a causa del incendio sufrido el 15 de abril de 2019

Aspecto actual de Nôtre-Dame
Aspecto actual de Nôtre-Dame

El incendio fue devastador para la catedral ya que el techo se derrumbó y con él, la emblemática aguja, típico símbolo del estilo gótico. A pesar de estos graves daños en su infraestructura, el incendio, según informa el Diario.es, también fundió varias toneladas de plomo lo que provocó una gran preocupación entre la población cercana a la catedral, por la toxicidad de las partículas de plomo en el aire.

Aunque la parte más afectada por el incendio fue la cripta, en la cual se han empleado 16 meses para su reconstrucción, además ésta cripta era un lugar hasta ahora poco conocido por el público y ahora por fin tanto los parisinos como los turistas pueden disfrutar de la experiencia de visitar la cripta arqueológica de uno de los monumentos más conocidos y queridos del mundo.

La inauguración de la cripta viene acompañada por una exposición sobre Victor Hugo y el arquitecto Eugène Viollet-le-Duc, quién restauró la catedral por última vez. La importancia de estos dos personajes históricos se deriva principalmente en que ambos mediante su labor como novelista y arquitecto, respectivamente, convirtieron a Notre-Dame en un icono mundial.

La cripta se encuentra debajo de la catedral y fue descubierta recientemente en la historia, entre 1965 y 1972, por casualidad al querer construirse un aparcamiento de coches subterráneo debajo de la plaza de Notre-Dame. Durante las excavaciones se descubrió una cripta que contaba con más de 2000 años de antigüedad, que incluía restos de baños romanos, un muelle y un orfanato renacentista.

El hecho de que la cripta de la Catedral de Notre-Dame haya reabierto sus puertas ha desbordado un cierto optimismo entre los parisinos que de nuevo pueden sentir como uno de sus emblemas más importantes y representativos vuelve a ser lo que era antes de aquel incendio que conmovió al mundo entero al ver perdido un gran símbolo arquitectónico.

Comentarios