jueves 2/12/21

Makenzy, la niña inglesa que comenzó a pintar en pandemia y ahora gana 13.000 euros por cuadro

¿Cómo va tu afición del confinamiento?

Una joven de 14 años en Gales comenzó a pintar durante el encierro y ahora vende sus lienzos por miles de dólares.

Makenzy Beardd
Makenzy Beardd

Makenzy Beard, de la ciudad de Swansea, ha atraído la atención internacional por sus retratos de rostros humanos envueltos en rostros jubilosos y sonrientes después de que su primera pieza se volviera viral en las redes sociales: un retrato de John Tucker, el granjero de al lado.

"Tenía algo de tiempo libre en mis manos y a mi mamá le encantaba pintar, así que teníamos pinturas, lienzos y pinceles. Pensé '¿por qué no intentarlo?' Y, a partir de ahí, se fue intensificando", le dijo a la BBC

Para Tucker, un día simplemente pasó que una muchacha local le pidiese tomarle una fotografía mientras bajaba las redes de heno de su camioneta.

Ahora nos dice que su familia piensa que el retrato es exactamente igual al granjero.

Beard presentó el retrato en un concurso y ganó un lugar en el Show de Verano de Jóvenes Artistas en la Real Academia de Artes.

 

Avanzamos rápido hasta octubre, cuando Blackwater Gallery, en Cardiff, exhibió algunas de sus otras obras e informó que habían vendido varias a compradores internacionales de EE. UU., Reino Unido y Medio Oriente, uno de los cuales le ofreció £ 10,000.

El retrato más reciente de Makenzy es el de su abuelo, Bernard Davies, y es uno de los 6 que actualmente se encuentran en Blackwater. Sin embargo, no está a la venta, ya que Beard planea conservarlo por razones sentimentales. No es difícil ver por qué: el Sr. Davies está representado con la sonrisa más reconfortante y de abuelo que uno pueda imaginar.

 

Su colección, que se puede ver en Instagram, está formada por trabajadores y niños, en su mayoría viejos y jóvenes, en expresiones de alegría o indiferencia. Están entremezclados con fotografías de su otro gran amor: el hockey sobre césped para Gales.

Practicar este deporte le exige la mayor parte de su tiempo, pero quiere seguir pintando.

"No creo que quiera ser artista como un trabajo, pero quiero tener esto a un lado ... como un pasatiempo", le dijo a la BBC.

Si esta es la calidad de los resultados de un pasatiempo cuando era adolescente, ¡estamos ansiosos por ver qué hace con la vida en sus 20 y 30 años!

Makenzy, la niña inglesa que comenzó a pintar en pandemia y ahora gana 13.000 euros por...
Comentarios