lunes. 26.02.2024

La Comisión de Patrimonio de la Delegación Territorial de Turismo, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía, que preside el delegado, Eduardo Lucena, ha informado favorablemente sobre el proyecto para la conservación de la Puerta de San Sebastián o de los Visires de la Mezquita-Catedral. 

La actuación contempla su limpieza y consolidación para frenar su deterioro y mejorar las condiciones de conservación. Su estado actual presenta numerosas patologías, como modificaciones superficiales, deformaciones, rupturas y disyunciones, pérdida de material y alteraciones antropogénicas. Tales deficiencias responden a factores como la vulnerabilidad del material original o la exposición a las condiciones atmosféricas, entre otras. 

El objetivo de la intervención es la conservación del material original para ofrecer una lectura limpia de los elementos decorativos y de fábrica que han llegado hasta nuestros días, sin reintegrar volúmenes ni restituir piezas que pudieran diluir la autenticidad del original, sin aportar más información o coherencia a la comprensión de la obra. Se contemplan tres fases de actuación: preconsolidación y limpieza, consolidación y fijación y reintegración y protección.   

La Puerta de San Sebastián o de los Visires  

La Puerta de San Sebastián o de los Visires se abre en la fachada occidental del oratorio de la mezquita fundacional del siglo VIII, delimitada por contrafuertes.  

El análisis histórico-arqueológico de la puerta, basado en los trabajos realizados por el arqueólogo Pedro Marfil, detecta distintas fases constructivas. En el periodo emiral islámico, las intervenciones de Abd al Rahman I, Abd al Rahman II y Muhammad I, y, en la Edad Moderna, las obras de reparación de Hernán Ruiz I, Martín Ruiz (1602), Juan F. Hidalgo (1668) y las del siglo XVIII. De la etapa contemporánea destacan las actuaciones de restauración de Velázquez Bosco (1895) y Félix Hernández. Las intervenciones de los últimos 40 años apenas han afectado a la Puerta de San Sebastián.  

La Catedral de Córdoba, antigua mezquita aljama, fue declarada Monumento Nacional Histórico y Artístico por Real Orden de 21 de noviembre de 1882. Es Bien de Interés Cultural (BIC) en base a la Ley de Patrimonio Histórico Español y está inscrita en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz (CGPHA) por la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía. Asimismo, forma parte del Conjunto Histórico de Córdoba, declarado también BIC. El edificio está inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial de UNESCO y, en el Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico de Córdoba, se cataloga

La Comisión de Patrimonio da luz verde para las actuaciones de conservación de la...