miércoles. 29.06.2022

La Cumbre de la OTAN que se celebrará en Madrid la próxima semana tendrá un coste estimado de unos 50 millones de euros, según datos del Gobierno, que calcula sin embargo que su repercusión económica en España será mucho mayor.

El Consejo de Ministros autorizó un contrato de 35,5 millones correspondiente al Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación que recoge el grueso de la preparación de la Cumbre, como el alquiler de Ifema, la construcción de las salas, los servicios y aspectos logísticos.

Entre estos servicios el pliego de licitación, recogido por Europa Press, apunta a material de iluminación y lámparas, equipos de comunicaciones, mobiliario, trabajos generales de construcción de inmuebles, servicios de transporte, servicios informáticos, seguridad, servicios de eventos o limpieza.

Pero a él se deben sumar además costes que afectan a otros ministerios, como por ejemplo el del Interior, que debe pagar dietas a los efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado desplazados a Madrid durante esos días; o también el de Defensa, encargado de la vigilancia y control del espacio aéreo.

En total será un coste de unos 50 millones de euros, similar al que tuvo la celebración de la Cumbre del Clima en Madrid en diciembre del año 2019.

PROYECCIÓN INTERNACIONAL DE ESPAÑA

En el Palacio de la Moncloa aseguran que está ya "todo listo" para que Madrid acoja la Cumbre que reunirá a más de 40 líderes internacionales y desde el Gobierno se quiere aprovechar para mostrar a España como un país "moderno, capaz y que está a la altura incluso en las circunstancias más complejas".

La Cumbre se celebrará en dos pabellones de Ifema, aunque todo el complejo estará cerrado por motivos de seguridad, y se completará con una amplia agenda de reuniones bilaterales del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, una cena ofrecida por el Rey en el Palacio Real y una segunda cena euroatlántica organizada por el jefe del Ejecutivo en el Museo del Prado.

Una de las principales cuestiones a debate en la Cumbre será la adhesión de Suecia y Finlandia a la OTAN, que se está retrasando debido a las discrepancias de Turquía y que podría incluso producirse durante la próxima semana en Madrid debido a los múltiples contactos multilaterales que se están realizando en el seno de la Alianza, según han explicado desde el Gobierno.

PRESENCIA DE UCRANIA

Además, Ucrania tendrá una presencia muy especial en la Cumbre pese a que finalmente su presidente, Volodímir Zelensky, no viajará a Madrid. Sin embargo, sí que participará a través de videoconferencia en su primera sesión, dedicada precisamente a Ucrania. Además, sí que está prevista la asistencia de su ministro de Exteriores, Dmytro Kuleba.

También será en ese primer foro en el que se aborde la guerra de Rusia, la preparación de la Alianza para hacer frente a ese "desafío" y se discuta el Concepto Estratégico, el documento que marcará las líneas de acción de la Alianza para la próxima década.

En este marco tendrá una especial relevancia el flanco sur, según destacan desde La Moncloa, que aparecerá reflejado de forma específica en ese Concepto Estratégico y además protagonizará la sesión de la Cumbre del miércoles por la mañana.

Para estos días, el Gobierno ha hecho una recomendación de teletrabajo a todos los ministerios que extendrá a las empresas privadas con el objetivo de reducir la movilidad debido a las importantes restricciones que sufrirá Madrid.

El Centro de Artes Plásticas Rafael Botí renueva su exposición permanente con una...
Comentarios