lunes. 05.12.2022

Borja Escalona no aprende: Intenta llevarse sin pagar ropa de una tienda

A pesar de la prohibición de Youtube, continúa realizando directos en la plataforma mediante una nueva cuenta
Borja Escalona en su último directo
Borja Escalona en su último directo

Borja Escalona se situó en el ojo del huracán este verano, coronándose como el youtuber más polémico del país, tras negarse a pagar en un bar unas empanadillas, intentando abusar de su condición de influencer y figura pública, para luego exigir que "debían pagarle la promoción" si no le dejaban gratis la comida.

Rápidamente, tras viralizarse este acontecimiento, el youtuber comenzó a recibir críticas de diferentes compañeros de profesión y de los medios de comunicación, llegando al extremo de que Youtube le cerrase su canal en la plataforma. Sin embargo, volvió hace escasos meses, con una nueva cuenta, bajo el sobrenombre de "El mesías controversial", orgulloso de su actitud mostrada.

@.666_thomas_666 #parati #viral #borjaescalona ♬ sonido original - 👑

A pesar de sus errores del pasado, el polémico youtuber, lejos de arrepentirse, ahora ha abrazado su mala actitud continuando con dicha conducta en los directos que realiza en la plataforma, siempre envolviéndose de polémica de diferentes maneras. Ahora intenta seguir con su técnica cada vez que acude a un establecimiento, ya que para él, está haciendo publicidad gratis y, por lo tanto, debe conseguir algo a cambio. 

En esta última ocasión, Borja Escalona fue expulsado de una tienda de ropa de Madrid, tras intentar llevarse un chándal gratis, sin el permiso de los propios trabajadores, o mejor conocido como robar. Este individuo entró a la tienda prometiendo hacer "una pequeña promo", avisando de que iba a grabar. Poco después se "enamoró"  de la prenda y no dejó de repetir que se la iba a llevar puesta sin pagar.

"Este es el chándal que me van a regalar por esta pedazo de promo que les he hecho. En vez de cobrarles 10 mil euros, me van a regalar este chándal. Son así de majos", declara como si nada. Unas palabras llenas de ego, a las que finalmente reaccionó uno de los dependientes del local, pidiendo que se fuese y que no grabase. Escalona enfadado amenazó al recinto con cobrarles la publicidad:  "Ahora os tengo que hacer la factura", les asegura, "darme los datos fiscales y me pondré en contacto con la empresa".

Borja Escalona no aprende: Intenta llevarse sin pagar ropa de una tienda
Comentarios