viernes. 01.03.2024

Las restricciones en el uso de determinados productos agroquímicos, como fertilizantes o pesticidas, en el ámbito de la agroindustria han potenciado el interés por buscar alternativas para proteger y fortalecer cultivos como el olivar. En este contexto, un equipo de la Unidad de Excelencia María de Maetzu - Departamento de Agronomía de la Universidad de Córdoba ha constatado cómo un elemento que está presente en el suelo de manera natural, como es el silicio, puede ser un aliado para el crecimiento de las plantas al favorecer la absorción de potasio.

La investigación, cuyos resultados han sido publicados en la revista científica Scientia Horticulturae, se ha basado en un ensayo con plantas de olivo cultivadas con y sin silicio, con el objetivo de analizar qué efecto tiene sobre su desarrollo la presencia o ausencia de este elemento. La conclusión del ensayo fue que la ausencia de silicio no limitó el crecimiento de las plantas, pero su aplicación sí lo estimuló. Las plantas que recibieron aplicaciones foliares de silicio mostraron tallos más largos y un mayor número de ramificaciones. De este modo, el equipo ha probado que el silicio no es un elemento esencial para el crecimiento de las plantas, ya que pueden sobrevivir y desarrollarse sin él, pero sí un elemento beneficioso para su crecimiento al estimular la absorción de nutrientes, particularmente el potasio.

Tal y como explican María Benlloch González, Inmaculada Martos García y Ricardo Fernández Escobar, investigadores del grupo Arboricultura del Departamento de Agronomía, los resultados del ensayo suponen un paso más en la investigación sobre los beneficios de elementos naturales como el silicio y en su potencial uso agrícola como bioestimulante. Además, se ha probado que el silicio activa mecanismos implicados en la tolerancia de las plantas a determinados estreses. Para el equipo investigador, "los resultados obtenidos nos acercan a un manejo más sostenible, con un menor uso de agroquímicos, como fertilizantes y pesticidas".

El ensayo

Para esta investigación pionera en el ámbito del olivar, el equipo de DAUCO ha realizado experimentos con plantas de 'Arbequina' procedentes de semilla, garantizando así que estuvieran libres de silicio. Las plántulas se cultivaron en un sistema hidropónico para el que se emplearon materiales como contenedores de PVC o tubos de plástico, evitando el vidrio, y así asegurar un medio libre de silicio. Posteriormente, las plántulas se clasificaron en grupos homogéneos, que recibieron semanalmente diferentes dosis de silicio mediante aplicación foliar.

Los resultados mostraron cómo una aplicación foliar de silicio de entre 10 y 20 miligramos por litro favorecía el crecimiento, las plantas aumentaron en tamaño y número de brotes, así como en la densidad de los estomas en la hoja. Tal y como indica el equipo investigador, estos efectos beneficiosos pueden estar asociados con un incremento en la absorción de nutrientes como el potasio, un elemento que la planta necesita para crecer.

Aplicar silicio en las hojas del olivo favorece su crecimiento