viernes. 07.10.2022

Aparecen los restos del banco hundido hace 100 años en el Triángulo de las Bermudas

El SS. Cotopaxi salió de su destino en 1925 y nunca supieron nada de él hasta ahora. 

A lo largo de muchos años han volado alrededor del mundo las misteriosas historias de los barcos que han desparecido de forma incomprensible y nunca se volvieron a encontrar. Todas las historias misteriosas entrelazaban con el famoso Triángulo de las Bermudas. Sin embargo, también hay historias sobre la «reaparición» de algunos de estos barcos como la del  barco de carbón que fue hallado 100 después de desaparecer en el Triángulo de las bermudas.

Concretamente, se trata del barco SS Cotopaxi, que desapareció en 1925 dando pie a que creciera el misterio de esa zona del océano atlántico (entre las islas Bermudas, Puerto Rico y Miami) donde, a lo largo de los años, se han producido muchos hechos extraños e inexplicables.

El 1925 el barco SS Cotopaxi partió desde Charleston, Carolina del Sur, a La Habana, Cuba; pero nada se ha sabido sobre él y sus 32 pasajeros, al menos hasta el día de hoy.

En el año 2015 se difundió la noticia de su descubrimiento cerca de una zona militar frente a las costas de Cuba, pero al final resultó ser un engaño. Ahora, sin embargo, algunos biólogos marinos y exploradores submarinos lo han identificado frente a la costa de St. Augustine, Florida. Unos hallazgos que se confirmaron meses atrás y que ya podemos decir que corresponden a los restos del SS Cotopaxi.

Según la explicaciones de varios historiadores, el Cotopaxi estaba en un viaje de rutina antes de desaparecer hace casi 100 años. Era un buque que se empleaba en el comercio del carbón, por lo que su último viaje en noviembre de 1925 era uno de tantos que solía realizar. Pero, algo se sucedió en ese viaje y aquello se sabe, porque el propio barco envió un mensaje pidiendo ayuda a principios de diciembre diciendo que estaba en problemas. Nunca más se supo de este barco y tampoco se encontró ningún naufragio. Nunca encontraron botes salvavidas, cuerpos o lo que sea. El barco simplemente desapareció, pero tras muchos años de búsqueda se han podido hallar sus restos, lo que implica todo un hito para la ciencia si bien se podría dar ahora con alguna respuesta a su misteriosa desaparición.​

Para poder encontrar a un objeto en un área tan amplio, como es el océano, era imprescindible conocer la posible ubicación en la que se hundió el Cotopaxi, algo que los investigadores que dieron con el barco, pudieron averiguar al comprobar los registros navales de los archivos de Lloyd’s of London, es decir, los agentes de seguros del barco. A través de los dichos registros, se pudo descubrir que el barco estuvo enviando señales de socorro el 1 de diciembre de 1925, dos días después de su partida. Las señales fueron captados en Jacksonville (Florida). Sin embargo, la ubicación fue relacionada con el área de naufragio encontrado hace unos 35 años. Por lo tanto, los investigadores fueron a Florida para realizar algunas inmersiones en el lugar identificado pero sin resultados positivos.

En la investigación fue crucial la ayuda del Museo Marítimo de San Agustín. Se trata de una organización sin fines de lucro, encargada de investigar y preservar la historia marítima de la región. Gracias a ellos y a más investigaciones, dos de sus arqueólogos marítimos finalmente lograron identificar el área exacta donde desapareció el Cotopaxi hallando por fin sus restos, que son ahora motivo de análisis con el fin de saber qué sucedió exactamente para que desapareciera, algo que parece que dar pie a un misterio todavía mayor.

 

Aparecen los restos del banco hundido hace 100 años en el Triángulo de las Bermudas
Comentarios