martes 31.03.2020

Alejandro Sanz, Don Patricio y Rosalía arrasan en los Premios Odeón

Alejandro Sanz y Laura Pausini. EFE/Juanjo Martín
Alejandro Sanz y Laura Pausini. EFE/Juanjo Martín

Los premios Odeón prometían convertirse en los “Goya” de la música tras una sequía de doce años de galardones nacionales y ya han tocado el primer acorde. En una gala desde el Teatro Real de Madrid han inaugurado su palmarés de estrellas del pop español y latino: Alejandro Sanz, el rapero Don Patricio y una ausente Rosalía, inmersa en los ensayos para los Grammy, han brillado en las categorías principales.

Sanz ha triunfado con el Odeón al mejor álbum 2020 por #eldisco (el número 14 de su carrera) con el que lidera las listas de ventas. Un trabajo libre de encasillamientos y trufado de colaboraciones con artistas de la talla de Camila Cabello.

El cantante ha agradecido que “vuelva a haber unos premios de la música” en España y ha felicitado a “la familia de la industria” y a los fans “que van a los conciertos y compran los discos”.

En un triple popurrí, una tónica que se ha repetido durante toda la ceremonia, Sanz se ha subido al escenario para interpretar algunos de sus éxitos junto con amigos como Pol Granch (“El trato”), Pablo López (“No tengo nada) y Laura Pausini (“Mi persona favorita”).

El rapero y reguetonero canario Patricio Martín, Don Patricio, ha sido el más votado en la categoría de mejor canción por su hit viral “Contando lunares” que interpreta junto a Cruz Cafuné.

"Es una puta locura. Esta canción me ha cambiado la vida. Ha sido un año muy loco", ha dicho el intérprete vestido de rosa de la cabeza a los pies sobre un tema "muy canario pero que hemos sabido mostrar al mundo".

Para Rosalía, fenómeno del año y una de las ganadoras de la noche, ha ido a parar el galardón a mejor video por “Con altura”. Un videoclip, junto a J. Balvin, que ha batido récord de visualizaciones en YouTube, y sigue sumando alegrías para la catalana.

La cantante, que era la que acumulaba más nominaciones, no ha acudido a los Odeón al encontrarse en Los Ángeles (EE.UU.) en los ensayos para su actuación en los próximos Grammy en los que aspira a dos galardones, pero sí ha mandado un video de agradecimiento en el que ha deseado larga vida a los premios.

Los Odeón son unos galardones impulsados por AGEDI (entidad que agrupa a los productores) en los que el público ha votado online entre una preselección de los organizadores de los artistas que más venden o acumulan más escuchas digitales, es decir, objetivamente los más exitosos y con más tirón.

El presidente de la institución, Antonio Guisasola, ha puesto en valor en su discurso el momento de "expansión" que vive la música a través de las nuevas plataformas y ha pedido a los poderes públicos el apoyo al "sector de la música grabada" por ser el que tiene menos respaldo, ha dicho, dirigiéndose al nuevo ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, que se ha estrenado en sus primeros Odeón.

La cantautora malagueña Vanesa Martín ha recibido su “odeón” a mejor artista femenina. La malagueña, que llena plazas con Todas las mujeres hablan de mí, también corona las listas con su pop melódico que huye de la cursilería.

Una carrera ascendente que ha caminado paso a paso. Martín ha dedicado el premio “a todas las nominadas" y a que cada vez "hay más equilibrio entre ellos y ellas", en alusión a las mujeres.

Otro de los músicos más destacados, y acostumbrado a colgar el cartel de vendido en sus conciertos, es el compositor y cantante Beret.

El sevillano ha recibido el premio a mejor artista masculino y lo ha celebrado interpretando junto a Sebastián Yatra su famosa balada “Lo siento”.

Manuel Carrasco también es uno de los artistas tocados por el éxito y el cariño del público aunque esquiva con discreción la fama. La historia está mil veces contada, Carrasco arrancó en Operación Triunfo y ha cerrado 2019 como número 1 reincidente durante siete semanas con el disco La cruz del mapa-Directo. Las entradas para sus conciertos vuelan, literalmente.

Carrasco ha recibido el premio directo Odeón y ha cantado en acústico junto a otra de las artistas del momento, la chilena Mon Laferte, uno de sus temas más coreados: “Dispara lentamente”. Un emocionado Manuel Carrasco ha agradecido a su familia y a los técnicos el haber cumplido “su sueño” de dedicarse a la música.

Las versiones conjuntas han marcado una gala hilada por el ritmo, presentada por el humorista Quequé-que ha bromeado sobre el tamaño del Teatro Real- y con una escenografía urbana creada por el artista grafitero Suso33, que también ha diseñado las estatuillas con forma de rectángulo transparente.

Y una de las más emocionadas al recoger el premio ha sido la extriunfita Aitana, Odeón a la mejor artista revelación. La cantante ha bromeado sobre la lentitud al subir por "sus tacones" y entre lágrimas ha lanzado dedicatoria a todos sus compañeros de categoría y "a su madre, a su tía y a su prima" por estar siempre ahí.

El galardón a mejor grupo ha ido a parar a manos de los incombustibles Estopa. Los hermanos Muñoz, que arrancaron trabajando en una fábrica de coches, se han felicitado mutuamente entre risas.

"Dedico el premio a mis grandes amigos, los músicos, ellos son el alma de la industria". De esta forma, ha agradecido José Luis Perales, Odeón de Honor a su larga trayectoria, y uno de los premiados más aplaudidos entre el público.

Con más de 50 millones de discos vendidos, su música ha recibido numerosos galardones y suma más de 100 discos de oro y platino. Perales de 75 años, es autor de más de 500 canciones, entre ellas títulos como “Un velero llamado libertad”, “Y cómo es él” o “Celos de mi guitarra” y de numerosas composiciones para otros artistas.

"Le agradezco a la gente que me cuente sus historias comunes y se sorprenden del eco de que se las devuelva en forma de canción por eso digo que soy un 'contante' de historias. Muchos aman y sienten como yo y la comunicación para mí ha sido fácil", ha dicho el cantautor.

Comentarios