jueves. 06.10.2022

La virgen de Acá paseó las calles de Córdoba tras dos años sin procesión

Estrenaba urna restaurada e himno compuesto por uno de los hermanos
La Virgen del Tránsito en Córdoba
La Virgen del Tránsito en Córdoba

La parroquia de Nuestra Señora de la Paz (San Basilio) volvió a abrir otro 15 de agosto para conmemorar la festividad de la Asunción. La Virgen del Tránsito, la de Acá, como la bautizaron los vecinos del Alcázar Viejo para diferenciarla de la otra Virgen del Tránsito que descansaba en San Agustín, la de Allá, salió en hora de las puertas de la parroquia.

El ambiente que se vivía era el habitual para un 15 de agosto en las calles de Córdoba. "No es nada diferente", respondía Bonifacio Gómez, vicehermano mayor del Tránsito, instantes antes de comenzar el camino hasta la Santa Iglesia Catedral. Como si el tiempo se hubiera detenido y nada hubiera ocurrido, pero no es así.

En el año 1864, fue cuando se documentó la primera salida procesional de la Virgen de Acá por las calles de su barrio, aunque se intuye que ya llevaba varios años haciéndolo. Al menos, así lo constata la propia Hermandad del Tránsito, basada en las crónicas de los periódicos de la época. Desde entonces, salvo en cinco ocasiones: del 1931 al 1934 por la II República, y durante los dos últimos años, 2020 y 2021 -realizó un Via Lucis íntimo fuera de la iglesia-, por la pandemia, la procesión siempre sali´p por las calles de Córdoba.

Encima del paso brillaba la urna, que fue restaurada en 2021 por el taller del artista sevillano Enrique Castellanos y, aunque ya se vio durante el rezo del año pasado, seguía despertando las ganas de verla andando. También lucían un nuevo estandarte que la hermandad adquirió hace unos años y que ha sido restaurado recientemente.

Tres toques al martillo y la llamada del nuevo capataz, José Alberto Roldán Sánchez, que se dirigía a los 25 costaleros que calza el paso -aunque la cuadrilla ronda los 60- para pedir salud y gloria. Acto seguido, se levantaban los móviles como si fueran ciriales buscando la instantánea; también se levantaban los aplausos: la Virgen estaba ya en la calle.

El recorrido de este año se ha visto aminorado por una pequeña apuesta de la Hermandad en reducir el tiempo en la calle y evitar el calor, aunque la temperatura era bastante agradable. Diez minutos desde la iglesia hasta el relevo, antes de cruzar por primera vez el Arco de Caballerizas. El itinerario de la Virgen del Tránsito está lleno de momentos especiales como éste, aunque "la salida y la entrada siempre tienen ese pequeño matiz que se saborea más", reconocía Bonifacio Gómez. 

Precisamente, la hermandad se tenía guardada la guinda para su regreso al barrio, antes de la entrada, para estrenar el himno compuesto por uno de los hermanos y dedicado especialmente, junto a una marcha, a la Virgen de Acá. 

La virgen de Acá paseó las calles de Córdoba tras dos años sin procesión
Comentarios