jueves. 20.06.2024

El consejero de Universidad, Investigación e Innovación, José Carlos Gómez Villamandos, ha destacado en la presentación de la VII edición del Indicador Empresarial de la Provincia de Córdoba que “la economía de una región o de un territorio no se hace fuerte ni resiliente sin innovación, teniendo en cuenta que juega un papel decisivo en la competitividad de todos los sectores estratégicos y del conjunto del tejido productivo”.

Para fomentar el desarrollo de la innovación en la comunidad en los próximos años, Gómez Villamandos ha puesto de manifiesto que la Junta se ha dotado de la Estrategia de Especialización Inteligente para la Sostenibilidad de Andalucía 2021- 2027 (S4-Andalucía), impulsada por la Consejería de Universidad y en la que participan las diferentes consejerías del Gobierno andaluz. Este instrumento movilizará hasta 2027 más de 500 millones de euros procedentes de Fondos FEDER y planificará la política de la Junta en esta materia. Según ha señalado, “con ella se busca construir una Andalucía más competitiva, sostenible e igualitaria”, al tiempo que ha incidido en que “facilitará poner el foco en los sectores estratégicos regionales para que las inversiones y proyectos que se dirijan a ellos “produzcan el mayor impacto con el fin último de lograr una transformación innovadora en la región”.

En cualquier caso, el titular de Universidad ha expuesto que la apuesta por la innovación se encuadra en el marco de una estrategia más integral que busca fortalecer la economía del conocimiento basada en “un sistema público de universidades de excelencia y calidad y en un sistema de I+D+I robusto y estable que garantice la transferencia desde estas esferas al tejido empresarial y la sociedad en general”. Para lograrlo, además de la S4-Andalucía, se ha referido también a la nueva Estrategia de Investigación, Desarrollo e Innovación de Andalucía (EIDIA 2021-2027), que es el instrumento de programación, coordinación, dinamización y evaluación de la política de investigación de la región.

“Con la EIDIA se apuesta por la I+D+I como base del crecimiento económico en la región, un crecimiento competitivo, sostenible e integrador, sustentado firmemente en la ciencia y el conocimiento”, ha afirmado.

En su discurso Gómez Villamandos ha puesto de relieve que, para que afloren iniciativas innovadoras, hace falta invertir en investigación no sólo desde la esfera pública, sino también desde la privada, y el esfuerzo por parte de esta última viene incrementándose en los últimos años, tal y como constata el último informe del INE.

De acuerdo con esos datos, el alza apuntada en 2022 por el ámbito privado se cuantifica en un 14,41% (681,6 millones), un ascenso de doble dígito que no se producía desde 2010. Además, ha recordado que la inversión en general en I+D en Andalucía alcanzó los 1.890,6 millones de euros en ese ejercicio, lo que supone un incremento del 11,03% con respecto a 2021 y la mayor subida desde 2007.

Colaboración público-privada

Asimismo, José Carlos Gómez Villamandos ha explicado que el Gobierno autonómico está trabajando para reforzar la colaboración público-privada en materia de I+D+I a través de actuaciones como el protocolo firmado con la Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA) que recoge instrumentos que facilitarán el desarrollo de proyectos empresariales y la transferencia de conocimiento a las empresas. “Éste es el camino y ahí siempre van a encontrar el respaldo de este Gobierno”, ha remarcado. Además, se ha referido a la línea de incentivos por valor de 46,4 millones de euros que prepara su departamento para impulsar proyectos de I+D e innovación empresarial.

A ese programa de subvenciones se sumará también el apoyo financiero que desde el Gobierno andaluz se realizará a través de la nueva agencia TRADE, con líneas de ayudas para favorecer la innovación en las empresas y fomentar el emprendimiento. “Tenemos claro que el desarrollo y el avance de nuestra tierra debe hacerse situando a las empresas en el centro y robusteciendo sus lazos con nuestras universidades y siempre con la innovación por bandera”, ha añadido.

Igualmente, entre las iniciativas llevadas a cabo para continuar fortaleciendo el ecosistema de innovación en Andalucía, Gómez Villamandos ha señalado otras de gran relevancia como el despliegue de la política específica para clústeres de innovación, cuya labor se respaldará con una línea de incentivos específica. De igual modo, se está apostando por el fomento del emprendimiento de base tecnológica y por la red de parques científicos y tecnológicos, donde confluyen ciencia-empresa y universidad. A ello se suma el protagonismo dado a los centros tecnológicos, que constituyen “elementos clave para promover actividades de transferencia de conocimiento en sectores tan importantes como el agroalimentario, el sector del plástico, del transporte, la acuicultura, la construcción o la IA y la ciberseguridad, entre otros”, ha puntualizado. Por eso, se continuará apoyando a estas entidades con nuevos incentivos, que se concretarán fundamentalmente en dos líneas de actuación: la primera dedicada a impulsar proyectos de desarrollo tecnológico y actividades de transferencia de I+D+I, y la segunda tendrá como finalidad potenciar sus infraestructuras científicas.

Por otro lado, el titular de Universidad se ha referido a los buenos datos de coyuntura económica, empresarial, de empleo o de exportaciones que viene acumulando Andalucía en los últimos meses, lo que, a su juicio, confirma que la comunidad “sigue marcando la diferencia”, convirtiéndose en la segunda región fiscalmente más competitiva del territorio nacional. Esa tendencia positiva también tiene su reflejo en la provincia de Córdoba, que constituye, tal y como ha remarcado, “un motor esencial para la economía regional”.

“El Gobierno de Juanma Moreno ha conseguido hacer de esta tierra uno de los lugares más atractivos para emprender e invertir, gracias a un conjunto de rebajas fiscales, una apuesta sin fisuras por la simplificación administrativa para agilizar y facilitar el recorrido a las empresas, y aportando estabilidad institucional y jurídica”, ha destacado. Al respecto, ha añadido que “eso se ha conseguido a pesar de la evidente infrafinanciación que sufre Andalucía, que ha dejado de recibir entre 2019 y 2021 una media anual de entre 800 y 1.000 millones de euros”. En cuanto a la simplificación administrativa, ha recordado que el Consejo de Gobierno ha aprobado el cuarto decreto ley por el que se adoptan medidas de agilización y racionalización administrativa para la mejora de las relaciones de los ciudadanos con la administración autonómica y el impulso de la actividad económica. Supone la modificación de 176 normas y la reducción en un 90% del número de aplicaciones que se utilizan en la Junta, pasando de tener más de 1.000 a menos de 100. “Con esta media se pretende acabar con la complejidad normativa, con la maraña administrativa y la lentitud en la tramitación”, ha aclarado.

Villamandos: “Andalucía es uno de los lugares más atractivos para invertir, gracias a...