sábado. 25.05.2024

La Rambla ha sufrido relativamente poco desde el comienzo de la pandemia, en las ultimas semanas de marzo y principios de abril los vecinos del municipio de 7.500 habitantes cumplieron con las medidas impuestas desde el Ayuntamiento y solo se registraron nueve casos en esa zona cordobesa.

Ahora, cinco meses después, el virus ha regresado más fuerte que nunca, y según las cifras facilitadas por la Junta de Andalucía, ya son 74 los positivos en los últimos 14 días, de los cuales 43 se han registrado en la última semana.

El aumento de casos es debido a varias razones. Una de ellas es la cercanía con Montilla y Montalbán, dos lugares de riesgo debido al origen de focos de contagio este último mes. Y es que al igual que sucedió en Montalbán, La Rambla ha decidido cerrar las puertas de algunos establecimientos por el miedo al incremento de positivos.

En las puertas de bares y restaurantes se pueden leer carteles como “pronto volveremos a abrir” o “volveremos después de las vacaciones”. Un dueño de un restaurante rambleño confesó las malas condiciones y el miedo de los vecinos de salir de sus casas “en los negocios ya se está notando y además una barbaridad; yo por ejemplo soy de los que todavía abre a mediodía y si tengo, son tres mesas mal contadas, muy separadas y con muy poquitas personas, porque entre otras cosas, tampoco se atreven a más”.

Las calles de La Rambla, a diferencia que las de Montalbán, no están completamente desiertas, pero si en las pocas terrazas de los bares abiertos que quedan dominan las mascarillas y geles hidráulicos. La masificación y alegría de tiempos anteriores ha desaparecido radicalmente y son muy pocas las personas que se ven transitar por la calle.

"Los nervios los tenemos fatal porque están saliendo muchos casos y hay mucha gente que está a la espera de saber si lo tiene o no, luego esta gente se ha juntado con otra y al final nos puede llegar a todos”, explica una trabajadora municipal encargada de barrer las calles de la Rambla.

A su vez, ha apuntado que uno de los rebrotes cree que comienza en uno de los vecinos que trabaja cara al público, y que todos los positivos registrados son asintomáticos, por lo que “la gente no se ha dado cuenta y se ha contagiado sin querer”.

Otras conversaciones que uno se encuentra por los barrios es la preocupación de los habitantes al juntarse entre distintos municipios “Han venido de Montilla y de Montalbán, nos hemos juntado en bares...”, explicaba una mujer a las puertas de una frutería, continuó “salimos a comprar y porque no tenemos más remedio, pero tenemos pánico porque son asintomáticos, les ha podido entrar a cualquiera y no saberlo; esto es un sin vivir”.

Para frenar el desconcierto, el alcalde Jorge Jiménez ha informado desde el Ayuntamiento el aumento de medidas de desinfección de la vía pública. Cabe destacar que él fue uno de los primeros que se enfundó en el traje de fumigación para limpiar las calles de La Rambla.

Jiménez explico en el último comunicado que “tenemos conocimiento que se están haciendo PCR para dar el alta a los que se contagiaron al principio. Hay personas hospitalizadas ya han dado negativo y esperamos que la subida de contagiados empiece a bajar y que los curados sean más. Pese a ello es un número elevado, tenemos que ser responsables”.

Respecto a los nuevos positivos, los cuales están difundiendo de forma publica su estado de salud día a día, el alcalde apunta “Ahora esperamos que los asintomáticos pasen así toda su cuarentena. También hay que decir que hay dos hospitalizados en Montilla, aunque no en UCI. Para salir de esta pandemia tenemos que apelar a lo que se nos pide y usar la mascarilla, lavado frecuente de manos, usar geles y en definitiva ser responsables". 

Los vecinos de La Rambla sobre el coronavirus: “Los nervios los tenemos fatal porque...