martes. 23.04.2024

La Plataforma Ciudadana 'Unidos por el Agua', que reclama una solución para los 80.000 vecinos del Norte de Córdoba que no tienen agua potable en sus grifos desde abril de 2023, ha valorado "positivamente" que se hayan reunido este jueves en Sevilla el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, y la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, para abordar actuaciones de lucha contra la sequía en Andalucía, y le consta a la plataforma que la situación del Norte de Córdoba "se ha tratado bastante profundamente".

Es más, según han informado a Europa Press fuentes de 'Unidos por el Agua', en cuyo nombre un centenar de personas se han concentrado a las puertas del Palacio de San Telmo durante la reunión, ha "conseguido" que la vicepresidenta Teresa Ribera haya "venido dos veces a hablar" con los concentrados, mientras que "la consejera de Agricultura", Carmen Crespo, "también se ha acercado a darnos explicaciones", y "nos han dicho que tendremos agua potable en abril" en las comarcas de Los Pedroches y el Guadiato.

En cualquier caso, las explicaciones de la consejera les han "sabido a poco" a los integrantes de la plataforma, pues no les han dado "las garantías suficientes" de que vayan "a tener agua de calidad en abril, ya que será una mezcla de agua limpia con agua contaminada" la que recibirán en sus casas los vecinos del Norte de la provincia, preguntándose en 'Unidos Podemos' "¿qué pasará cuando los cuatro hectómetros cúbicos que hay ahora en el embalse de Sierra Boyera se acaben?", en ese caso, "¿volveremos a tener agua contaminada en nuestros grifos en el verano?".

Por eso los portavoces de la plataforma les han pedido a la ministra y a la consejera "que se pongan a trabajar ya en una potabilizadora" adecuada, es decir, "que tengan las infraestructuras necesarias para potabilizar el agua", para que ésta sea de calidad, y "que se pongan en marcha políticas sostenibles para acabar con la contaminación".

Por otro lado, como Ribera y Crespo les han dicho también "que se van a seguir reuniendo los técnicos de las tres administraciones, Diputación, Junta y Ministerio", pues les han pedido que "esas reuniones se hagan con total transparencia y que la ciudadanía pueda participar".

Los vecinos de Los Pedroches y el Guadiato, que se han desplazado este jueves hasta Sevilla, al margen de los encuentros descritos que han mantenido con Ribera y Crespo, han querido escenificar la situación que viven decenas de miles de personas del Norte de Córdoba, donde hace ya diez meses reciben en camiones cisterna el agua que beben, y que ellos, en horarios y días concretos, tienen que recoger en sus garrafas, como las que este jueves han colocado ante la sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía.

Sin embargo, el agua de estas garrafas que han llevado a su concentración, con los nombres de los 27 pueblos y 16 aldeas que integran las comarcas de Los Pedroches y el Guadiato, no contenían agua potable, sino el agua contaminada que llega a los grifos de sus casas desde el embalse de La Colada, que no pueden beber, ni usar para cepillarse los dientes, ni para fregar los platos que luego usarán para comer, y que solo pueden emplear para lavarse o para fregar el suelo, entre otros usos no vinculados, directa o indirectamente, a su ingesta.

De hecho, en las pancartas que han portado en su concentración los miembros de 'Unidos por el Agua' se podía leer la frase: 'Por un agua potable y de calidad'. A eso se limita su principal y única petición, la cual han querido hacer visible este jueves, pero que también se la hicieron llegar, en forma de sendas cartas previas a su reunión, al presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, y la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera.

'Unidos por el Agua' valora que Moreno hable sobre el Norte de Córdoba