martes. 23.04.2024

La Unidad de Cuidados Críticos Postquirúrgicos (UCP) del Hospital Universitario Reina Sofía ha recibido hoy la certificación de calidad acorde con la Norma Internacional ISO 9001-2015 tras superar el proceso evaluador que demuestra la alta calidad en la atención prestada a los pacientes. Esta unidad, dependiente del servicio de Anestesiología y Reanimación, comenzó a funcionar hace casi 4 años para facilitar asistencia especializada a pacientes que tienen que someterse a una intervención quirúrgica con alto grado de complejidad.

El informe de calidad destaca hasta siete áreas fuertes de la Unidad de Cuidados Posquirúrgicos relacionadas con el compromiso de los profesionales con la mejora de la calidad, la ampliación de la señalética en accesos e interior, la estadarización de boxes y realizado de checklist que refuerzan la seguridad, la reubicación adecuada de los carros de parada, control adecuado de fármacos termosensibles, exhaustiva custodia de estupefacientes y un adecuado control de fármacos y productos sanitarios abiertos. 

La certificación se ha desarrollado conforme a lo planificado y ha comprendido la totalidad de procesos asistenciales y de humanización a los que se somete el paciente crítico. Las técnicas de auditoría utilizadas han sido entrevistas, observación, muestreo de actividades y revisión de documentos y registros. 

Francisco Triviño entrega la certificación de calidad a Pilar Pérez Navero
Francisco Triviño entrega la certificación de calidad a Pilar Pérez Navero

El director gerente en funciones del Hospital Reina Sofía, Francisco Triviño, ha agradecido su esfuerzo a los y las profesionales que han trabajo intensamente para logar este reconocimiento de calidad que se suma a otros reconocimientos del centro que dan testimonio del interés por avanzar en estándares de calidad en beneficio de los y las pacientes. El doctor Triviño también apunta que esta acreditación ha supuesto “una oportunidad de aprendizaje y crecimiento que ha permitido evaluar aspectos relacionados con la organización de la actividad, continuidad en la atención y seguridad de los procesos”.

Por su parte, la jefa de servicio de Anestesia y Reanimación, Pilar Pérez Navero, ha señalado que se trata de un reconocimiento “muy anhelado, que ha sido laborioso conseguir y a la vez era muy necesario para seguir impulsando la excelencia en los cuidados postoperatorios que ofrecemos a los y las pacientes”. También ha indicado que la UCP del Hospital Reina Sofía es la primera de un hospital andaluz en recibir esta certificación internacional y que se trata de una iniciativa impulsada por la Sociedad Española de Anestesiología, Reanimación y Terapéutica del Dolor (SEDAR). 

El acto de la entrega del certificado se ha celebrado esta mañana, en el salón de actos de complejo sanitario, y ha contado con la presencia de responsables y profesionales sanitarios (fundamentalmente de la Dirección del hospital, del servicio de Anestesia y Reanimación, otras unidades quirúrgicas y médicas, el bloque quirúrgico y Calidad).
Balance de 4 años 

Responsables de la Unidad de Cuidados Críticos Postquirúrgicos con su nuevo certificado de calidad
Responsables de la Unidad de Cuidados Críticos Postquirúrgicos con su nuevo certificado de calidad

 

La UCP se ubica en la planta primera del Hospital General, próximo al área de Reanimación y anexo al bloque quirúrgico. Aunque en el resto de edificios también se realizan intervenciones quirúrgicas (Hospital Provincial Materno Infantil y Los Morales) es en el Hospital General donde se desarrollan las operaciones más complejas. Este tipo de intervenciones, al ser un hospital de tercer nivel, se van incrementando cada año gracias a la cualificación de los profesionales que, en muchos procedimientos, son referentes a nivel nacional. 

En la Unidad de Cuidados Críticos Postquirúrgicos se ofrece una atención continuada desde el quirófano. Por ella han pasado en estos cerca de 4 años de funcionamiento alrededor de 3.000 pacientes. Cuenta con un total de 8 camas distribuidas en boxes abiertos y 2 boxes de aislamiento, con un control de enfermería central para el seguimiento y vigilancia de pacientes. Está dotada con la tecnología avanzada como respiradores versá́tiles que permiten su uso en distintas modalidades de ventilación, ventilación no invasiva, ecografía cardíaca y pulmonar, monitorización hemodinámica invasiva, protocolos funcionantes para el tratamiento de dolor postoperatorio y terapia de depuración extrarrenal, entre otros. 

Finalmente, la unidad que se acaba de certificar está especializada en la valoración y el tratamiento de aquellos pacientes postoperados de cirugías de máxima complejidad que se realizan en el Hospital Reina Sofía en especialidades como Neurocirugía, Cirugía Vascular, Torácica, Hepatobiliar u Oncológica Peritoneal, entre otras, y que precisan terapias intensivas.

El Reina Sofía recibe la certificación ISO a su unidad de Cuidados Críticos