miércoles. 06.12.2023

UGT Servicios Públicos ha denunciado hoy la destitución del director del centro de Salud Colón tras haber firmado el documento de apoyo a los médicos de atención primaria del distrito sanitario Córdoba-Guadalquivir, a los que se les estaría obligando a cubrir guardias en urgencias dependiendo de las necesidades de estos centros bajo la excusa de la gerencia de que no hay profesionales suficientes para atender las urgencias extrahospitalarias.

Según señaló la secretaria de Sanidad y Servicios Sociosanitarios de UGT SP, Mari Carmen Heredia, “esta acción por parte de Salud sobre un trabajador, aplicando una sanción disciplinaria por verter su opinión con una firma sobre una situación de abuso en la Sanidad de nuestra provincia, no sólo supone una demostración de caciquismo institucional, sino que supone un atentado al estado de derechos y libertades que sostiene una sociedad democrática y de derecho, un atentado contra la libertad de expresión y la libertad sindical”.

Heredia recordó que situaciones del mismo corte se habrían producido recientemente en otros centros de Salud de la provincia e instó a la dimisión de la gerencia del distrito Córdoba-Guadalquivir “por su ineptitud a la hora de afrontar los servicios y su actitud impositiva que resta derechos y oprime a sus médicos, que ya de por sí se encuentran desbordados en su quehacer en la atención a las familias, y por su decisión de destituir al director del Centro de Salud Colón por ejercer su derecho sindical a no estar de acuerdo con los planteamientos de la dirección y expresarlos libremente”.

Finalmente, la secretaria de empleo de UGT denunció que “la decisión de hacer trabajar a los médicos, de forma obligatoria, en otros servicios que no son los que tienen asignados, realizando turnos extra, supone un atentado contra la conciliación familiar de estos y estas profesionales, que han sufrido como pocos las consecuencias de la pandemia y ahora trabajan bajo el esfuerzo de hacer el trabajo de todos los médicos que la Junta no contrata y que son necesarios para atender la salud de los cordobeses, mientras la Junta sí destina 734 millones de dinero público a la sanidad privada, algo inaceptable”.

Los médicos en de este distrito estarían reuniendo firmas para protestar contra las decisiones tomadas desde la gerencia de Córdoba-Guadalquivir y que afectan directamente a sus horarios y sobrecarga de trabajo, según informa UGT.

UGT pide la dimisión de la gerencia del distrito sanitario Córdoba-Guadalquivir