viernes. 12.04.2024

Los datos del paro del pasado mes de febrero tienen una lectura mucho más positiva que la tibieza con la que podría reflejarse en ellos una desaceleración de las contrataciones. Esto se debe a que, tradicionalmente, este mes ha dado datos negativos en lo que se refiere al paro. Este año, podemos decir que esta cifra no sólo es positiva sino que, además, lo es a pesar de varios aspectos que han podido influir negativamente en ello como de la crisis del campo en un año señalado por la sequía y que marca esa cifra negativa en la contabilización del paro en nuestra provincia.

Desde UGT Córdoba, no obstante, queremos hacer un especial hincapié en la necesidad de plantear políticas de igualdad en el entorno laboral y empresarial que motiven y fomenten el empleo de la mujer. La brecha salarial en Córdoba se eleva a los de 19,8 puntos y hay 14846 mujeres más en paro que hombres en nuestra provincia, mientras que nos encontramos a las puertas de un cambio de modelo productivo auspiciado, en gran medida, por la nueva base logística y las empresas subsidiarias que esta ya está generando; pero también con la apuesta de otras empresas que ven en nuestra provincia el entorno idóneo para apostar por una inversión empresarial.

Entendemos que es una oportunidad sin precedentes para, desde nuestro tejido empresarial y laboral, hacer una apuesta firme por reducir y acabar con esa brecha y posibilitar a la mujer acceder a puestos de responsabilidad en las mismas condiciones en las que llegan los hombres, máxime en una época en la que se de nuestras universidades salen mayor número de tituladas mujeres que hombres, algo que, obligatoriamente, debe quedar reflejado en nuestro entorno laboral.

En este sentido, una vez más, debemos denunciar el mal trato que aún reciben aquellas profesiones especialmente feminizadas pertenecientes al sector servicios y el de los cuidados y llamamos a las administraciones y empresarios a reconocer la labor llevada a cabo en estos entornos con condiciones laborales y económicas que garanticen el nivel de vida adecuado a las empleadas.

Las políticas de igualdad puestas en marcha durante los últimos años, al igual que medidas como la reforma laboral o el aumento del SMI, fruto del Diálogo Social, están contribuyendo a luchar contra la desigualdad de género en el trabajo en nuestro país. En 2023 mejoran algunos de los indicadores de las brechas de género en el empleo, pero aún queda mucho camino por recorrer para alcanzar la igualdad real y efectiva.

La tasa de actividad de las mujeres en 2023 en Andalucía ha sido del 51,71%, frente al 62,47% de los hombres; las mujeres sufren más el empleo a tiempo parcial, con un 76%. Además, las tareas de cuidados familiares siguen siendo asumidas mayoritariamente por mujeres; y continúa existiendo un número muy alto de casos de acoso sexual y por razón de sexo en el ámbito laboral. 

Para UGT, estos datos muestran la realidad de un mercado de trabajo que aún no es ni inclusivo ni igualitario para las mujeres. Por ello, es fundamental impulsar medidas de igualdad en los convenios colectivos y en los planes de igualdad, exigiendo el cumplimiento de estos últimos en los términos que obliga la ley; mejorar las políticas activas de empleo, dotándolas de perspectiva de género; dignificar algunos sectores, como el de cuidados, ocupados mayoritariamente por mujeres; o trasponer en España, de forma completa y sin más demoras, la Directiva europea 2019/1158 relativa a la conciliación de la vida familiar y profesional de los progenitores, que contiene importantes medidas como la retribución del permiso parental de ocho semanas o la modificación legal en nuestro país del permiso para cuidados familiares para considerarlo como un permiso laboral.

UGT considera igualmente importante aumentar la inversión para conseguir servicios públicos de calidad, gratuitos y accesibles para el cuidado de menores, personas mayores o dependientes; reducir la jornada de trabajo para favorecer la conciliación y corresponsabilidad; proteger a las empleadas de hogar, más aún con la entrada en vigor en España del Convenio 189 de la OIT el pasado 29 de febrero; reforzar el principio de igual retribución por trabajos de igual valor, que aún no se cumple en muchas empresas; o combatir la violencia machista desde los centros de trabajo, con protocolos contra el acoso sexual o por razón de sexo, entre otras cuestiones. 

Este 8 de marzo, como cada día del año, UGT reitera su compromiso, trabajo, y esfuerzo para lograr que la igualdad entre mujeres y hombres se convierta en una realidad y alcanzar una sociedad más justa, inclusiva y solidaria. El logro de la igualdad efectiva entre mujeres y hombres es un objetivo prioritario y un principio irrenunciable para el sindicato y para la democracia.

La igualdad, además de ser un derecho fundamental y una cuestión de justicia, constituye una necesidad social y de nuestra economía.

Es imprescindible para que las empresas en España sean competitivas. Un modelo de competitividad basado en la calidad de los productos y los servicios no es posible sin igualdad real entre mujeres y hombres en los centros de trabajo. Con la lucha de todos y todas debe ser una realidad lo antes posible. 

Los datos

  • El paro baja en nuestra provincia en 120 personas con respecto al mes de enero de 2024, lo que supone un 0,19% de bajada con respecto al anterior mes.
  • Comparando con febrero de 2023 la tasa interanual de desempleo ha bajado un 5,26% lo que significa que hay 3408 desempleados menos que el año pasado.
  • El 43,69% de los contratos firmados en enero fueron indefinidos, lo que implica que el 56,31% fueron temporales.
  • El desempleo ha bajado en todos los sectores, excepto en agricultura con 113 parados más. En industria baja en 33 personas, en construcción baja en 44 y en servicios en 382 y sin empleo anterior que ha subido en 226 personas.
  • La tasa de paro juvenil se mantiene en torno al 50%.
  • La diferencia en valores absolutos entre el paro masculino y el femenino es de 14846 mujeres paradas más que de hombres. Bajando a 271 mujeres, en jóvenes menores de 25 años.

UGT celebra los datos del paro, pero incide en acabar con las desigualdades