sábado 22/1/22

CSIF Córdoba denuncia que las mascarillas modelo INUAN KN95, que ayer se comprometió a retirar el Servicio Andaluz de Salud (SAS) al ser de dudosa eficacia para proteger a los trabajadores sanitarios frente a la Covid-19, llegaron al Hospital Universitario Reina Sofía y han sido entregadas al personal para su uso, incluso en el día de hoy. La responsable del Sector de Sanidad de CSIF Córdoba, María Maestre, considera “inexplicable” que esta situación se produzca cuando tanto el presidente del Comité de Seguridad y Salud del Hospital Reina Sofía como su directora gerente afirmaron ayer que esas mascarillas no habían llegado hasta el complejo sanitario. “No entendemos que si el SAS dio orden de retirar este material, en el caso del Reina Sofía no se haya procedido a sacarlo del centro sanitario, por lo que CSIF pide que asuman sus responsabilidades”, aseveró.  

CSIF quiere mostrar públicamente su “total indignación porque de nuevo aparezcan productos no adecuados que están siendo usados por los profesionales de la sanidad durante su trabajo para afrontar la pandemia de la Covid-19”. “No es de recibo que se entregue material cuya efectividad no está contrastada, poniendo en riesgo su salud, la de sus familiares, compañeros y de la ciudadanía en general”, lamenta Maestre.

    Desde que se detectara la primera partida de mascarillas defectuosas o de dudosa eficacia, las Garry Galaxy (bolsa verde) que suministró el Ministerio de Sanidad, el pasado 17 de abril, esta central sindical ha insistido en reclamar, tanto en los comités de seguridad y salud como en la propia Mesa Sectorial del SAS, la verificación y trazabilidad de todo el material que llegue a los centros sanitarios, incluyendo el procedente de donaciones, como ocurre con este último modelo de mascarilla cuya eficacia se cuestiona ahora.

CSIF recuerda que ya pidió explicaciones el pasado martes en relación a dos nuevos modelos de mascarillas que han sido usadas por profesionales y cuya retirada había sido ordenada también esta semana ante las dudas del cumplimiento de la normativa que garantizan su efectividad. En concreto se trata de los productos Elite Respirator EB09.049 y KN95 Mask (Purvigor). En el caso del Reina Sofía se tenía constancia del uso del primero de los modelos por parte de los profesionales, algunos de los cuales han dado positivo por SARS COV2, pero no se ha aislado de forma preventiva a los trabajadores que estuvieron en contacto con ellos. 

El Sector de Sanidad de CSIF Córdoba reclama que a todo el personal que haya utilizado este material defectuoso se le realice los correspondientes test para comprobar si se han infectado de Covid-19. A nivel autonómico, CSIF no descarta emprender las medidas que estime necesarias para garantizar la seguridad de los trabajadores del sistema sanitario público de Andalucía.

Los trabajadores del Reina Sofía denuncian el uso de las mascarillas retiradas por su...
Comentarios