sábado 12/6/21

Los trabajadores de Centros de Protección de Menores reclaman su vacunación al ser servicios esenciales

A/A DELEGADA TERRITORIAL DE SALUD Y FAMILIAS DE CÓRDOBA

Personal laboral de los Centros de Protección de Menores dependientes de la Delegación Territorial de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de Córdoba han lanzado un comunicado donde solicitan a la Delegada Territorial de Salud y Familias que se active, con carácter urgente, el proceso de vacunación frente al COVID-19 de todos los trabajadores y trabajadoras de estos Centros, ya que consideran que son servicios esenciales desde que se decretó el estado de alarma. "Hemos realizado nuestra labor sociosanitaria y educativa desde el inicio de la pandemia y actualmente continuamos desarrollándola, lo que supone una exposición continua y constante a un riesgo permanente de contagio dada la naturaleza de nuestro trabajo", aseguran en su manifiesto.

Los trabajadores aseguran que atienden tanto a los casos de menores positivos de COVID-19 que se producen en los Centros como aquellos casos provenientes del exterior, menores ingresados en el Centro habiendo dado positivo en COVID-19. Cuando se detecta un positivo en unos de sus Centros, el personal queda totalmente desprotegidos al no ser considerados contactos estrechos, de acuerdo con las instrucciones recogidas en los protocolos de actuación. Los casos únicamente son detectados cuando aparecen síntomas y quizás en ese momento, ya sea tarde, lo que pone en riesgo continuo a los menores, los trabajadores y trabajadoras y a su entorno más cercano.

"Dicha situación constituye un ejemplo claro de falta de sensibilidad y responsabilidad de su Delegación Territorial, por obligar al personal de los Centros de Protección de Menores a desarrollar tareas de carácter sanitario más allá de la naturaleza de sus propias funciones", explican, con el agravante añadido de no considerar el grave riesgo de contagio masivo al que se ven sometidos los menores y la totalidad de los trabajadores y trabajadoras.

Por lo tanto, el personal de estos Centros de Protección de Menores, considerados centros sociosanitarios, denuncia la dejadez y abandono de la Administración Andaluza y concretamente de esta Delegación Territorial de Salud y Familias de Córdoba, en relación con la actual situación de pandemia (COVID-19) y del plan de vacunación al que hace tiempo debería de haber accedido, "ya que nos encontramos catalogados en el apartado 3B de los grupos de priorización de vacunación ante el COVID-19".

Comentarios