martes. 28.05.2024

Como todos los viernes desde hace dos meses, el Sindicato de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Córdoba ha vuelto a concentrarse en varios centros sanitarios de la provincia para reclamar el paso de los técnicos medios y superiores sanitarios a los Grupos C1 y B, respectivamente, que es donde el Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP) los encuadra por su formación y funciones profesionales.

El secretario General de dicho sindicato provincial, José Damas, explicó que “no hay discusión sobre que los técnicos sanitarios superiores deberían estar enmarcados en el grupo B por la formación que se les exige y por las funciones que realizan, de la misma forma que los técnicos medios deberían estar en el grupo C1, tal y como están reconocidos en el EBEP, por lo que exigimos a la Junta de Andalucía que se deje de marear y aplique de una vez por todas la norma vigente”.

Según Damas, “la Junta debía haber previsto el incremento presupuestario que supondrá la reclasificación profesional de miles de técnicos y técnicas medios y superiores, pero la falta de presupuesto no puede ser la excusa para desarrollar la reclasificación de estos y estas profesionales cuando ya no hay ningún problema normativo que impida la reclasificación de este personal”.

En este sentido, el responsable de CCOO aclaró que la reclasificación supone “el reconocimiento de funciones porque este personal está realizando tareas y funciones por encima de su categoría actual, y se les exige, además, una formación y una titulación que no se corresponde realmente con el grupo profesional en el que están enclavados”.

“Son unos 3.500 los y las profesionales afectados por esta situación en la provincia”, comentó José Damas quien criticó que sea España el único país europeo que mantenga a técnicos superiores y medios en categorías inferiores a las que les corresponden por la titulación exigida y la funciones y responsabilidades que asumen”.

Por ello, CCOO seguirá movilizándose hasta que les sea reconocida la categoría laboral que les corresponde y se actualicen sus salarios a las funciones y exigencias que se les requieren.

Los técnicos sanitarios piden por la aplicación de su clasificación profesional