domingo. 21.07.2024

Así lo ha detallado el regidor en una rueda de prensa, en la que ha aclarado que "esa factura fiscal que ha puesto el Gobierno de la Nación desde el 1 de enero suponen tres millones de euros al año, de un impuesto que al final vamos a terminar pagando todos los cordobeses o no puede ser de otra forma, porque si no sería insostenible" la empresa. 

Al respecto, ha comentado que "en este año se ha asumido el coste entero y a pulmón desde el Ayuntamiento, porque había una situación excepcional que permitía hacerlo, con los remanentes todavía de libre disposición", de modo que "ese agujero en las cuentas de Sadeco se ha asumido en este año a través del dinero de los ahorros de los cordobeses". 

Sin embargo, Bellido ha lamentado que "esa situación ya acaba", porque es "insostenible", dado que "el Consistorio no puede financiar con tres millones de euros al año que no hay", y que, según ha expuesto, "tendría que salir entonces de otra subida de impuestos". Por tanto, "tenemos un coste añadido de tres millones de euros que antes no existía y hay que pagarlo", ha subrayado. 

Al hilo, ha detallado que la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y su homóloga andaluza (FAMP), "ninguna de las dos presididas entonces por miembros del PP, sino del PSOE, ya advirtieron de esta situación para todos los ayuntamientos y se pidió en una moción por unanimidad en este Pleno en el mandato pasado, a raíz de las proposiciones que salieron en la FEMP y en la FAMP, que se compensara a los ayuntamientos por esa cuantía que íbamos a tener que pagar", si bien "no ha tenido ningún éxito", ha expuesto. 

En este sentido, ha reprochado que "se pone un nuevo impuesto y obligan a pagar tres millones de euros por hacer lo que ya se venía haciendo, que es recoger la basura, transportarla y depositarla en un vertedero; lo pagamos y no nos compensan". 

Además, el alcalde ha precisado que "la nueva ley obliga a los ayuntamientos a establecer en un plazo máximo de tres años, a partir del día 1 de enero de 2023, una ordenanza que regule una tasa o una prestación pública no patrimonial que refleje el coste real de la prestación del servicio de recogida de residuos sólidos urbanos, incluyendo los costes directos e indirectos, así como la recogida, el transporte y el depósito en los vertederos", algo que "la ciudad ya tenía", ha aclarado. 

No obstante, ha indicado que "en el coste real está el impuesto que hay que pagar", al tiempo que "se obliga a poner un nuevo contenedor también por ley, cosa que en el caso de Sadeco no tiene ningún sentido, porque ese contenedor es para diferenciar la recogida de unos residuos de otros, cuando el modelo de Sadeco es mucho más avanzado", puesto que "ya de hace muchos años están los de orgánica, plástico, cristales y cartón, y ahora obligan a separar los de orgánica todavía algo más", de forma que "eso es un coste añadido, porque además habrá que cambiar la línea de Sadeco", ha advertido, para no descartar acudir a la vía judicial ante los costes que tendrá que asumir la empresa. 

Asimismo, ha defendido la continuidad del proyecto de Sadeco 5.0, para "ir eliminando poco a poco los vertederos, que el residuo al final se utilice como un producto de economía circular, que se puedan sacar otros subproductos y que se pueda sacar producción de electricidad". 

En cualquier caso, Bellido ha aseverado que entiende "el sentido del impuesto", pero "esto tiene unos años de adaptación", de ahí que se le transmitiera al Gobierno que "si quiere ir en esa dirección, estamos de acuerdo todos, pero que deje un plazo de adaptación y en ese plazo se compense por ese impuesto que va a poner nuevo, que en Córdoba son tres millones", ha explicado. 

En definitiva, el regidor ha enfatizado que "si no se quiere que Sadeco entre en quiebra y hay que cumplir con la ley, reflejar el costo directo, hay que repercutir ese impuesto", algo que no le gusta, al tiempo que ha remarcado que en el gobierno local llevan "cinco años bajando impuestos y así va a seguir", aunque "en esta ocasión no hay otra", ha apostillado. Y es que, "ni salen las cuentas, ni se cumpliría la ley", ha mencionado.

LA TARIFA DEL AGUA

En cuanto a estudiar una posible subida de la tarifa del agua, el alcalde ha declarado que "hay circunstancias totalmente distintas" ante "la necesidad de acometer inversiones para suplir la sequía", entre otras, con "el agua regenerada", de manera que "puede ser que haya que retocar esa tarifa", aclarando que "no va a tener nada que ver con lo que se habla de la basura, ni en la cuantía ni en el trasfondo", dado que "son circunstancias completamente distintas". 

Al respecto, el primer edil ha subrayado que "todavía no está tomada la decisión, pero que en el caso de que hubiera que acometerlo luego no va a tener nada que ver con la cuantía de la basura", porque "no es comparable", a lo que ha añadido que "el precio del agua en todos lados está subiendo". 

La tasa de la basura sube un 35% en Córdoba