martes. 16.08.2022

Sofía, la niña que ha recuperado la vida a los 6 años gracias la generosidad de dos corazones y a los sanitarios del Reina Sofía

Captura
Sofía, junto a su familia

Una niña con tan solo seis años ha superado un dispositivo de asistencia mecánica biventricular, es decir, que le ponga un corazón artificial y, un segundo corazón, que llegó gracias a la familia que donó los órganos de su hijo en el peor momento de sus vidas.

Ese corazón, que llegó el 5 de abril cambió la vida de Sofía y también la de sus padres, su principal motor en un momento tan duro. El injerto, realizado por profesionales del Hospital Reina Sofía fue un éxito que permitirá que la niña pueda vivir su día a día con normalidad, aunque aún quede camino por superar.

El caso de Sofía ha servido para abrir lunes la décimo novena Semana del Donante del centro sanitario cordobés, un programa para promociona la donación de órganos y tejidos. Sofía nació con una cardiopatía congénita compleja e insuficiencia cardiaca severa que la habían llevado a someterse a varios procedimientos quirúrgicos que no consiguieron reparar su problema.

Esto llevó a que se incluyera en una lista de espera para un trasplante cardiaco infantil. La gravedad de su estado motivó su inclusión en lista de espera para trasplante cardiaco infantil, técnica en la que el Hospital Reina Sofía es referente andaluz.

El jefe de Pediatría, Críticos y Urgencias del Hospital Reina Sofía, Juan Luis Pérez Navero, explica que en diciembre incluyeron a la niña en "código cero en el programa de trasplante cardiaco, siendo conscientes de la dificultad de conseguir un donante idóneo -más complejo aún por la pandemia del covid-19-". Mientras la niña se encontraba en lista de espera, los cirujanos cardiovasculares la conectaron a un soporte biventricular mecánico hasta que llegara el trasplante.

Jaime Casares ha destacado que la situación de "especial vulnerabilidad en la que se encontraba el corazón de la paciente", con agujeros como un queso gruyere, les obligó a optar por una intervención previa al implante del corazón artificial. En ese sentido, ha aclarado que no han encontrado "evidencia científica de que esta técnica se haya realizado antes en nuestro país en una situación similar a la de la paciente".

Esta técnica, de la que no hay evidencia que se haya realizado antes en nuestro país, según cuenta Casares, "consistió, básicamente, en convertir su corazón en univentricular con exclusión del ventrículo derecho para más tarde poder conectarle un soporte biventricular. Fue todo un reto que no estuvo exento de problemas, si bien Sofía los fue superando".

Casares ha destacado que en el hospital cordobés se utiliza el corazón artificial desde 2009 con gran éxito, pero "nada de esto se entiende sin la solidaridad del donante". El 5 de abril, Sofía recibió su nuevo corazón gracias a una donación generosa que permitió llevar a cabo el esperado trasplante.

Para el padre de la niña, Alejandro Tirado, esta experiencia le ha supuesto un gran esfuerzo: “Ha sido una vivencia muy dura para nosotros y para la familia y amigos". "Ha sido muy difícil pasar por esta situación, pero nunca hemos perdido la fe ni la esperanza", admitían.

Alejandro ha relatado también que, "la propuesta que nos hicieron los médicos no la teníamos en mente, pero si eso era lo mejor para ella y era la solución, no podíamos decir que no". Ambos están muy agradecidos al centro y a sus profesionales, tanto a los sanitarios como a los no sanitarios. "Sin vosotros no se podrían hacer este tipo de cosas". Del mismo modo, han agradecido a todas las familias que ayudan en estos casos, porque sin lo donantes no sería posible.

Las "tremendas" ganas de vivir de Sofía has sido lo que les "recargaba las pilas" a él y a su mujer. Hoy la pequeña está de alta y continúa su recuperación en casa con visitas periódicas al hospital. Ahora, Sofía "está fortaleciendo su musculatura y con ayuda sube escaleras". Como ha indicado Alejandro, "cada pequeño paso es un gran logro, aunque aún nos queda mucho camino por recorrer para que vuelva a ser la niña que era".

El éxito del caso de Sofía lleva implícito un esfuerzo multidisciplinar por parte de Pediatría, Cardiología Infantil, Cirugía Cardiovascular Pediátrica, Intensivos Pediátricos, los profesionales del Programa de Trasplante Cardiaco, Anestesia Infantil , Radiología Infantil, Enfermería, Fisioterapia y otras muchas especialidades y unidades del centro.

Sofía, la niña que ha recuperado la vida a los 6 años gracias la generosidad de dos...
Comentarios