viernes 17/9/21

Se paralizan las labores de alambrado público en Córdoba por falta de encargado

alumbrado publico
Alumbrado público

CTA  ha emitido a los medios un comunicado en el que expresa una súbita queja contra las nuevas normativas de alumbrado público cordobesas. Expresan que "sí, no es una broma, ni el guión de una película de Berlanga, en el año 2020 un servicio esencial del Ayuntamiento de Córdoba como es el de Alumbrado Público, tiene a todos sus trabajadores parados esperando en las naves de Infraestructuras que alguien les dé los respectivos partes de trabajo, para que puedan salir a las calles de esta bonita ciudad a realizar las labores de mantenimiento del alumbrado de calles, plazas, jardines, etc."

Según el sindicato: "Desde hace tres años el puesto de encargado, por la jubilación del titular, se ha cubierto provisionalmente y desde el viernes 25 de Septiembre la persona que ocupaba este puesto, fue cesado en sus funciones sin que hasta el momento tenga relevo.

O sea, en tres años no le ha dado tiempo a la corporación de cubrir definitivamente esta plaza, ni la de capataz que también está vacante."

Del mismo modo, CTA considera que "menos mal que nos queda el jefe del servicio, sólo hay un pequeño problema, según él no entra dentro de sus funciones realizar labores de encargado, ni siquiera de manera provisional.

Desde el departamento de recursos humanos y personal y la delegación de infraestructuras, dicen que es obligación del jefe del servicio realizar las tareas del encargado, en tanto se cubre el puesto. Si es su obligación, que lo obliguen por escrito, cosa que no han hecho, y si no lo es, que cubran la vacante.

Unos por otros la casa sin barrer."

Continúan en su alegato mencionando que "aunque esto es grave, es la punta del iceberg, porque lo verdaderamente importante es el deterioro de los servicios de infraestructuras a causa de la falta de personal. Faltan mecánicos, herreros, carpinteros, fontaneros, albañiles, pintores, jardineros y por supuesto electricistas, aparte de ayudantes y peones, porque no se cubren jubilaciones, bajas de larga duración, incapacidades laborales, etc. No se convocan ofertas públicas de empleo, no se contratan interinos y no se tiene o no se usa la bolsa de trabajo.

Que sepan los ciudadanos/as que existen muchísimos puestos de trabajo que cubrir en este ayuntamiento, y que ellas/os podrían ser unos/as de los que los ocupasen, pero si los dirigentes políticos no quieren, no hay nada que hacer. Los mismos dirigentes a los que votamos, el que los vote.

Para colmo, de diferentes servicios de infraestructuras se llevan a los ayudantes a las oficinas, con el pretexto de que no hay personal administrativo, pero no tiran de la bolsa de trabajo de esta categoría, y mientras las personas de esta lista esperando hace años que los llamen, o lo que es lo mismo, esperando un milagro.

Esta situación no es exclusiva de infraestructuras, en servicios sociales, museos, bibliotecas, recaudación, servicio informático y en definitiva en todas las áreas del ayuntamiento la acuciante falta de personal hace  que estén al borde del colapso.

Están desmantelando todos los servicios del ayuntamiento para regalárselos a las empresas de los amiguetes y familiares y hacer negocio. Es la conclusión a la que se llega, porque por muy torpe que sea uno/a, tan mal no se puede hacer.

Afán privatizador, en el que también tienen cabida las empresas municipales (Cecosam, Aucorsa, Imdeec, Imdeco, etc), usando una estrategia muy manida y rancia, de la cual vamos a poner un ejemplo:

Supongamos un polideportivo municipal, al que se despoja de personal, se abandona y no se mantiene, se deja de usar porque al cabo de un tiempo está prácticamente en ruinas y no tiene apenas trabajadores. Transcurrido un tiempo prudencial al político de turno se le ocurre una genial idea, cederlo a una empresa privada que lo reforma, lo equipa y lo dota de personal, eso sí, la empresa nos cobra a través de los impuestos por todo esto, una módica cantidad( entre comillas)que es lo que difundirá el político, y se le encomienda la explotación, para que todas por fin podamos usarlo, previo pago, claro está, porque la empresa privada no trabaja por amor al arte, la empresa se queda con el polideportivo para obtener beneficios, a costa de cobrar lo que les parezca oportuno, reducir personal y bajar salarios, así los propietarios de dicha empresa se hacen cada vez más ricos y se gastan su dinero donde creen conveniente, pero en el barrio donde está el polideportivo y alrededores seguro que no.

Si no ponemos remedio, pronto el ayuntamiento de Córdoba desaparecerá, bueno quedarán el alcalde, los concejales, los directore/as generales, los coordinadores/as, jefes de departamento, jefes de servicio y por supuesto asesores y cargos de confianza puestos a dedo, con un montón de empresas pululando alrededor, ofreciendo sus servicios, comisiones y regalos para quedarse con el mejor contrato.

Desde CTA no dejaremos que esto ocurra y lucharemos con todas nuestras fuerzas por unos servicios y empleos públicos dignos y de calidad."

Comentarios