domingo. 14.07.2024

El sargento que instaló la cuerda guía en el cruce del lago artificial de 110 metros, en la maniobra que resultó en la muerte del cabo Miguel Ángel Jiménez y el soldado Carlos León en la base de Cerro Muriano, ha sido citado como investigado por el juzgado Togado Militar Central 2 de Madrid. Este cambio se produce a petición de las acusaciones particulares, ejercidas por los padres y la viuda del cabo Jiménez. La nueva citación del sargento está programada para el 18 de julio.

Anteriormente, el sargento había declarado como testigo el pasado 27 de junio. Con su nueva condición de investigado, su testimonio anterior queda anulado, y deberá volver a declarar ante el juez. Este ajuste en su situación refleja la evolución de la investigación y la búsqueda de responsabilidades en el trágico incidente.

El caso, inicialmente investigado por el juzgado de Instrucción número 4 de Córdoba, fue derivado al juzgado Togado Militar Territorial 21 de Sevilla. Este último juzgado también se inhibió en favor del juzgado Togado Militar Central 2 de Madrid, al considerar que podrían existir responsabilidades penales por parte de militares aforados.

El juez ha citado a dos nuevos testigos, un teniente coronel y un capitán, que realizaron ejercicios similares en la base de Cerro Muriano. Estas declaraciones tendrán lugar entre el 16 y el 18 de julio en la sede del Tribunal Militar Central en Madrid.

Actualmente, hay ocho investigados en la causa, incluidos un capitán, dos sargentos, un teniente, dos coroneles, un teniente coronel y un comandante de la Brigada Guzmán El Bueno X. No obstante, el primer sargento investigado no tendrá que declarar nuevamente, ya que la defensa de la viuda del cabo Jiménez no presentará acusación contra él, considerándolo más víctima que verdugo del incidente.

El Sargento que instaló la cuerda en Cerro Muriano es citado como investigado