sábado 4/12/21

Las tres organizaciones sindicales se han concentrado hoy junto al Edificio de Gobierno del Hospital Universitario Reina Sofía contra la decisión, unilateral y sin posibilidad de negociación, de la Consejería de Salud de eliminar, de un día para otro, a 8.000’ trabajadores/as de nuestros hospitales. A esto le sumamos, que al resto de eventuales que están contratados en estos momentos (12.000) tan solo les ofrecen una renovación por 6 meses.

CCOO, UGT y CSIF mostraron su disconformidad con dichas medidas, que fueron anunciadas por el consejero de Salud el pasado martes, y que para nada tiene que ver con la afirmación del presidente de la Junta de Andalucía en el Parlamento donde dijo que “no irían a la calle”. El tiempo ha tardado poco en quitarle la razón y dar un duro golpe a la ya mermada plantilla del SAS. 

Si nuestra sanidad pública ya “cojea” por el lado de la Atención Primaria, con este rejonazo a la Atención Hospitalaria no parece que vengan buenos tiempos para nuestros hospitales y deja entrever la poca consideración que tienen nuestros gobernantes por mantener un Sistema Sanitario Público fuerte y que pueda enfrentarse con solvencia a cualquier rebrote de la pandemia o a eliminar las terribles listas de espera.

La Consejería de Salud ha perdido una gran oportunidad para fortalecer la sanidad pública, tan debilitada en los últimos años, mejorando las plantillas y adaptándolas a las necesidades actuales y los atrasos producidos por la pandemia. La concentración también ha servido para reivindicar la actualización de los listados de bolsa que impiden una correcta aplicación de los baremos de contratación, ya que más de 70 no se actualizan desde 2019.

La responsable de Sanidad de UGT Córdoba, María Eugenia Urbano, lamentó que “el consejero siga con las tijeras afiladas y mantenga su propósito de recortar en profesionales, que son el mayor tesoro y mejor aval del SAS”, al tiempo que recordó a Aguirre que “el primer enfermo de Covid que ingresó allá por marzo de 2020 aún sigue necesitando asistencia de este hospital porque esto no ha acabado”. En esta línea, Urbano exigió al consejero de Salud que “esté a la misma altura que han estado los profesionales, que han dado la cara y han ofrecido lo mejor de sí mismos, un esfuerzo que ahora el SAS le paga dándoles una patada y obligándoles a marcharse fuera de su tierra para buscar un empleo”. La responsable de Sanidad de UGT denunció “la dejadez o falta de capacidad existente en las bolsas de contratación, ya que hay categorías sin actualizar desde 2018 ó 2019”. Por este motivo, se preguntó “¿qué va a hacer el consejero cuando se necesiten otra vez profesionales y no haya?”.

Por su parte, la responsable del Sector de Sanidad de CSIF Córdoba, María Maestre, quien recordó que estas concentraciones tendrán su continuidad el 28 de octubre y el 4 de noviembre, señaló que “la pandemia ha dejado en evidencia las graves deficiencias de la sanidad pública, por lo que es necesario que todos los refuerzos Covid se estabilicen y, de este modo, que estos profesionales no tengan que marcharse a otras comunidades autónomas donde les ofrecen mejores condiciones laborales y salariales”. La representante sindical resaltó que “en la sanidad pública cordobesa no sobra nadie y reclamó al Gobierno andaluz un mayor esfuerzo presupuestario para reforzar las plantillas en los centros sanitarios”. “Si se consuman estos despidos, será una oportunidad perdida para intentar paliar la gran carencia de personal que existen en todas las categorías en la sanidad pública andaluza y cordobesa y que se remonta a antes de la Covid-19”, subraya Maestre.

El delegado del Sindicato de Sanidad y Servicios Sociosanitarios de CCOO de Córdoba, José Antonio López, remarcó que "la situación que nos encontramos es de recorte absoluto”. “Efectivamente, ha bajado la incidencia del Covid, pero en estos casi dos años de pandemia se han recortado muchas prestaciones del sistema sanitario, se han dejado de hacer programas de prevención, sobre todo de cáncer, y todo eso necesita de personal”, resaltó el representante sindical. Según explicó López, “todo ese trabajo que tenemos atrasado tenemos que recuperarlo lo antes posible y estamos bajo mínimos, por lo que exigimos que se vuelva a contratar a todo el personal necesario para poder ponernos al día y dar la calidad sanitaria que se merecen los andaluces”. Además, López apuntó que las condiciones laborales de los profesionales de la sanidad andaluza están por debajo de la media. De hecho, recordó que el actual consejero de Salud se comprometió en la campaña electoral equiparar los salarios de los profesionales del SAS a la media española y no solo no lo ha cumplido, sino que además ha llevado a cabo numerosos recortes que están provocando una fuga de profesionales a otras comunidades, lo que repercute en la calidad de la sanidad pública.

Sanitarios cordobeses rechazan la no renovación de 8.000 contrataciones de refuerzo Covid
Comentarios