domingo. 03.03.2024

Desmitificar la enfermedad mental, desestigmatizar a las personas que la padecen y, sobre todo, visibilizar los problemas de salud mental como lo que son: patologías que requieren de atención y tratamiento de calidad, como cualquier otra enfermedad o dolencia. Estos son los objetivos que se ha planteado el área de Sensibilización de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios en España. De ahí, el lanzamiento de su documental ‘El teatro de la vida’, un cortometraje que muestra la experiencia de un grupo de jóvenes de entre 18 y 25 años, algunos de ellos con problemas de salud mental, que, sin conocerse, se juntan para experimentar sobre las tablas de un escenario sus emociones y vivencias sobre la salud mental y compartirlas de manera abierta y positiva con el público. 

Según la Organización mundial de la Salud (OMS), se estima que entre el 10 y el 20% de los adolescentes en todo el mundo experimentan trastornos mentales, y muchos de ellos no se detectan ni se tratan. Sobre el no abordaje de estos trastornos, el informe Faros ‘Una mirada a la salud mental de los adolescentes, publicado por el Hospital Sant Joan de Deu de Barcelona en mayo de 2021, señala que tiene consecuencias que se extienden durante toda la vida de estas personbas, afectando a su calidad de vida y la de su entorno.

La necesidad de poner la salud mental sobre la mesa es muy acusada, y para la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, esa necesidad requiere, además, de una mirada integral de la persona y de su entorno, teniendo en cuenta el estigma, la discriminación asociada a estas enfermedades y las repercusiones negativas que  todo ello tiene en el proyecto vital de estas personas, más aún en la población joven. El director del área de Solidaridad de San Juan de Dios en España, el hermano Moisés Martín, explica que "no se trata solo de hacer cosas, sino de ayudar a entender el porqué lo hacemos, qué nos mueve y el deseo de que otros se impliquen en ello, incluso que los mismos destinatarios se sientan protagonistas". Porque ‘El teatro de la vida’ es una obra que pretende actuar como instrumento para la sensibilización, pues el estigma y la discriminación dependen directamente de quien observa la enfermedad mental, no de quien la padece.

En colaboración con los directores de la entidad de artes escénicas Utopía Barcelona, los jóvenes han mostrado encima del escenario episodios de sus propias vidas a través de la técnica del Teatro del Oprimido (TdO), es decir, a través de juegos y dinámicas grupales, se evidencian las tensiones de las personas que participan y se analiza quiénes ejercen estas tensiones y cómo pueden combartise y neutralizarse. La coordinadora de Sensibilización de la Orden en la Provincia de España, Diana Casellas, ha subrayado que “una de las riquezas de este proyecto ha sido el tener un grupo de jóvenes con historias, realidades y vivencias muy diversas sobre la salud mental que, con mucha generosidad, ha conseguido crear un relato que nos interpela a todos”. 

Los trece jóvenes que han participado en la experiencia procedecen de diversas comunidades autónomas y muchos de ellos son usuarios de centros de la Orden en Madrid, Sevilla, Barcelona o Valencia.

Contar la salud mental en primera persona

En este montaje escénico, los textos no son protagonistas. Se trata de un relato generado a través de la expresión de los cuerpos de los actores y de las vivencias del grupo. Durante la semana en la que tuvo lugar esta experiencia de creación teatral, se invisibilizaron las cámaras para captar los momentos de máxima intimidad del proceso de expresión y creación.

No es la primera vez que San Juan de Dios recurre a este ejercicio de contar en primera persona qué significa vivir y convivir con estas patología para sensibilizar sobre salud mental y hacer que este tema forme parte de la conversación social. En 2021, salió a la luz ‘Des-Nudos’, un documental en el que siete jóvenes con problemas de salud mental mantienen una conversación íntima y personal con familiares y allegados a través de las que exponen, abiertamente, su mirada sobre estas enfermedades y todo lo que las rodean. Diana Casellas ha explicado que “es importante dar voz a los auténticos protagonistas, en este caso los jóvenes, para que se expresen y compartan desde su mirada aquello que quieren cambiar”. 

Casi 500 años trabajando la Salud mental

El compromiso de la Orden de San Juan de Dios con respecto a la Salud mental es rotundo e histórico. El fundador de la Institución, Juan Ciudad, más tarde conocido como San Juan de Dios, comenzó la labor de atención y cuidados a las personas pobres y enfermas de Granada en el siglo XVI, recogiéndolos de las calles y atendiéndolos dignamente gracias a las donaciones que conseguía, puerta a puerta, para tales objetivos. Entre aquellos enfermos, también había personas que padecían problemas de salud mental, a las que les proporcionaba un lugar en el que recuperarse y los cuidados necesarios para ello.

Tras la desamortización de Mendizábal, en el proceso de recuperar la actividad asistencial y sanitaria de la Orden, otro hermano, Benito Menni, fue el encargado de recuperar la actividad en salud mental que la Orden había impulsado desde sus inicios, y en 1876 abrió el Centro San Juan de Dios de Ciempozuelos (Madrid), un recurso de atención a la salud mental y a la discapacidad que atiende actualemente a 1.200 usuarios diariamente, de los que en torno a 500 son usuarios de salud mental. Pocos años más tarde, el mismo Menni estuvo al frente del actual Parc Sanitari San Joan de Deu, en Sant Boi de Llobregat (Barcelona), otro de los centros referentes en Salud mental en España, que en 2021 tuvo 686.493 visitas, 70.578 estancias hospitalarias y atendió a 4.010 personas. El año anterior, 2020, cumplió su 125 aniversario. En Málaga, San Juan de Dios celebra este año el centenario del Centro Asistencial, un complejo dedicado a la atención de la Salud mental y la discapacidad referencia en Andalucía que cuenta con 246 plazas en sus unidades de salud mental y psicogeriatría.

La Orden cuenta con 21 recursos para la atención a salud mental en Andalucía, Canarias, Cataluña, Castilla León, Madrid y Pais Vasco, entre centros y fundaciones que trabajan para prestar una atención digna a estas personas, para reivindicar sus derechos y normalizar estas patologías, poniéndolas al mismo nivel que cualquiera otra que requiere intervención y atención sanitaria.

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios es una institución sin ánimo de lucro y de carácter internacional con la misión de curar y cuidar a las personas más desfavorecidas, situándolas en el centro y atendiendo su dimensión física, psicológica, social y espiritual.  

Con casi 500 años de experiencia en el cuidado y protección de las personas enfermas y en exclusión social, la Orden Hospitalaria continúa su compromiso sanitario, sociosanitario y social inspirándose en los mismos valores que llevaron a su Fundador, San Juan de Dios, a revolucionar la atención hacia las personas que más lo necesitaban, dignificando al ser humano sea cual sea su condición.  

El concepto de Hospitalidad de San Juan de Dios ha traspasado todas las fronteras. En nuestro país, la Provincia San Juan de Dios de España cuenta con una red de 80 centros sanitarios, sociales, sociosanitarios, docentes y de investigación que atienden a casi un millón novecientas mil personas anualmente.   

Está integrada por 180 Hermanos, 15.000 profesionales, 4.500 personas voluntarias y numerosos donantes y bienhechores.  

La presencia y actividad internacional de San Juan de Dios se lleva a cabo en los cinco continentes a través de 405 centros en los que se ofrecen más de 37.700 camas o plazas. Para ello, son 65.000 profesionales los que prestan más de 35 millones de atenciones cada año. Además, cuenta con 1.020 Hermanos y más de 23.000 personas voluntarias. 

San Juan de Dios reúne a 13 jóvenes en un teatro para romper con el estigma en salud...