jueves. 18.04.2024

La senadora por el PSOE de Córdoba, María Jesús Serrano, ha trasladado a la Federación Andaluza de Caza que el PSOE cumple con el compromiso adquirido con el sector cinegético de presentar alegaciones al proyecto de Ley de Bienestar aprobado en el Consejo de Ministros a inicios del verano para excluir a los animales auxiliares de caza de la norma, que se centrará en regular la tenencia de animales domésticos. Serrano ha querido mandar un “mensaje de tranquilidad, confianza y seguridad” al sector de la caza que sólo en Córdoba acumula más de 15.000 cazadores federados, expide alrededor de 42.000 licencias de caza y cuenta con 1.500 cotos de caza.

“El Grupo Parlamentario Socialista ya ha anunciado que presentara la enmienda comprometida por la que se excluye de esta ley a los perros que tienen actividades específicas deportivas, cetrería, perros pastores del ganado, perros de las fuerzas de seguridad del estado, de las fuerzas armadas, de rescate… Esto significa que los perros de caza, las rehalas y los animales auxiliares de caza, como por ejemplo la caza de perdiz con reclamo, hurones o aves de cetrería, quedarían excluidos de esta ley porque en lo que estamos trabajando es en hacer una legislación específica para ellos dentro de la Estrategia Nacional Cinegética”, ha asegurado la socialista, que puntualizó que la Ley de Bienestar Animal “sería en todo caso para aquellos animales domésticos que viven en el domicilio familiar, con los titulares del mismo, es decir, para las mascotas”.

En este sentido, y para acabar con la controversia suscitada en el sector cinegético, María Jesús Serrano aludió al compromiso expresado por el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Patxi López, para que los animales de caza y rehalas de caza tengan una legislación específica en línea con la regulación europea para evitar, además, conflictos con las comunidades autónomas que tienen competencias exclusivas.

“El PSOE cumple con los cazadores y con el sector cinegético porque compartimos con ellos la apuesta por una caza social ordenada, planificada, regulada donde los cazadores son precisamente protagonistas en la protección del medio ambiente en el ámbito rural, además de fijar la población al territorio y de crear empleo”, sostiene la senadora.

Nuestra comunidad cuenta con alrededor de 256.000 cazadores con licencia, de los que más de 100.000 están federados, lo que da cuenta de la importancia del sector cinegético, que se erige en la tercera actividad deportiva con más licencias.

En Andalucía, hay más de 7.500 cotos de caza, privados o deportivos y reservas andaluzas de caza, lo que supone el 81% del territorio y casi siete millones de hectáreas. A nivel laboral, se trata de una actividad que emplea a unas 45.000 personas, de los que más de 12.000 son empleos directos, según datos de la administración andaluza.

María Jesús Serrano defiende la “caza planificada y ordenada que protege nuestra biodiversidad y patrimonio natural” por ser un “un motor económico de las zonas rurales, que evita el éxodo y permite fijar la población al territorio mediante la generación de casi 50.000 jornales directos anuales y un movimiento económico en torno a los 71 millones de beneficios directos”.

La oferta de la caza tanto pública como privada atrae, además, cada año a los más de 20.000 cazadores de fuera de Andalucía que tienen licencia andaluza de cazaque se suman a los permisos temporales.

PSOE Córdoba se congratula de la exclusión de los animales auxiliares de caza de la Ley...