jueves 29/7/21

La aprobación de la Ley de Protección de Infancia y Adolescencia "va a ayudar acrecer sin violencia y a vivir sin miedo"

María Ángeles Luna ha asegurado que esta norma garantiza un entorno seguro en todos los ámbitos y otorga una prioridad esencial a la prevención, la socialización y la educación

La senadora del PSOE por Córdoba, María Ángeles Luna.
La senadora del PSOE por Córdoba, María Ángeles Luna.

La senadora del PSOE por Córdoba María Ángeles Luna ha celebrado la aprobación definitiva de la Ley de Protección de Infancia y Adolescencia y ha señalado que “esta norma pone en el centro no solo la protección de los niños y niñas, sino además la promoción de su pleno desarrollo, al tiempo que garantiza un entorno seguro en todos los ámbitos, otorgando una prioridad esencial a la prevención, la socialización y la educación”.

La senadora ha explicado que uno de los grandes logros de esta iniciativa legislativa es el incremento de la edad a partir de cual prescriben los abusos sexuales o violaciones, contado desde que la víctima cumpla 35 años y no como hasta ahora que empieza a contar desde los 18 años, “favoreciendo las posibilidades de reparación de estas víctimas”.

Luna, que es presidenta de la Comisión de los Derechos de la Familia, Infancia y Adolescencia y vocal en la Comisión de Derechos Sociales, donde se ha debatido la norma, ha puesto en valor que esta ley “avanza en la lucha contra la violencia machista, que impacta de manera directa en los y las menores, remarcando que contempla la suspensión de oficio del régimen de visitas al padre contra el que se dicte una orden de protección, partiendo de la premisa de que un maltratador no puede ser un buen padre”.

“Para los y las socialistas la protección y la promoción del bienestar de nuestros niños, niñas y adolescentes es una prioridad”, ha remarcado la senadora socialista, que ha añadido que “esta norma va a cambiar la vida de muchas personas y va a ayudar a nuestra infancia y adolescencia a crecer sin violencia y a vivir sin miedo”.

Luna ha destacado que “se trata de un hito para nuestro país, que nos posiciona al más alto nivel en la esfera internacional” y ha subrayado que “el Senado, como ya hiciera el Congreso, ha dado el visto bueno a esta norma con 259 votos a favor y con los únicos votos en contra de Vox” y ha resaltado que  las enmiendas introducidas en el trámite parlamentario de la Cámara Alta “han permitido enriquecer el texto y ampliar el consenso, en línea con el trabajo que viene realizando el Ejecutivo de Pedro Sánchez y el PSOE desde el inicio de la Legislatura”.

Asimismo, la senadora socialista ha avanzado que esta ley abarca las nuevas realidades y escenarios donde los menores y adolescentes pueden verse inmersos en situaciones de violencia “como el entorno digital, ya que más del 40 por ciento de las adolescentes afirma haber sufrido situaciones de acoso sexual online”, por lo que ha señalado que esta norma no se centra únicamente en la atención, sino que otorga una prioridad esencial a la prevención, la socialización y la educación tanto entre las personas menores de edad, como entre las familias y la propia sociedad civil, ha concluido la senadora socialista.

            Por otra parte, Luna ha explicado que con esta ley desaparece el uso del falso ‘Síndrome de Alienación Parental’ y se reconoce la violencia vicaria como una forma más de violencia machista que se ejerce contra los y las menores y, a través de ellos y ellas, contra sus madres.

Por último, la senadora socialista ha subrayado que entre las mejoras incorporadas a la ley a su paso por el Senado se encuentra la creación del Consejo Estatal de Participación de la Infancia y de la Adolescencia en el plazo de seis meses desde la aprobación de la ley, así como la prohibición de desnudos integrales, exploraciones genitales u otras pruebas médicas especialmente invasivas en el procedimiento de determinación de la edad de los menores, y la prohibición de la aplicación de cualquier sistema de contención mecánica a niños, niñas y adolescentes en los centros de protección de menores con problemas de conducta y en los centros de internamiento de menores infractores, mejorando la regulación vigente para garantizar la convivencia y la seguridad en estos espacios.

Comentarios