martes. 21.05.2024

La secretaria general del PSOE de Córdoba y diputada en el Congreso, Rafi Crespín, ha animado a todos los jóvenes demandantes de vivienda menores de 35 años de la provincia de Córdoba a acudir al Estado como avalista para lograr garantías de cara a la concesión de hipotecas por parte de las entidades bancarias. Sólo en la capital, Crespín ha cifrado en más de 8.000 los jóvenes inscritos en los registros de demandantes de viviendas de protección oficial.

La socialista ha valorado el acuerdo del Consejo de Ministros aprobado recientemente por el que se fijan las condiciones para que el Ministerio de Vivienda y Agenda Urbana y el ICO pongan en marcha una línea de avales, por importe de 2.500 millones de euros, destinados a la compra de primera vivienda por parte de jóvenes hasta 35 años y familias con menores a cargo.

“El Gobierno de España se convierte en avalista de jóvenes y familias, dando garantías a los bancos para la concesión de hipotecas, y poniendo soluciones a un problema complejo, como es el del acceso a la vivienda, que necesita de medidas concretas y de determinación para llevarlas a cabo, como está haciendo el presidente Pedro Sánchez durante su mandato”, ha recalcado Crespín, que ha aplaudido que la incidencia de esta línea de avales también repercuta en rebajar el mercado del alquiler en zonas tensionadas y en atender la realidad en núcleos rurales contribuyendo            así a la fijación de población.

“Tenemos claro que la vivienda se tiene que convertir en el quinto pilar del Estado del Bienestar esta legislatura y por ello no va a ser el único instrumento que vamos a poner en marcha. Hay que dar una respuesta clara, coordinada y eficaz a la ciudadanía de este país, dotándoles de más oportunidades para que tengan un techo donde vivir, tal y como reconoce el artículo 47 de nuestra Constitución, y que puedan desarrollar plenamente su proyecto vital sin tener que emplear hasta el 75% de su salario para pagar su vivienda, como está sucediendo en estos momentos en Córdoba”, ha continuado la dirigente.

Entre las condiciones que deben cumplir, Crespín ha citado que los ingresos individuales no pueden superar los 37.800 euros brutos al año (4,5 veces el IPREM), que en el caso de que la vivienda sea adquirida por dos personas el límite de ingresos se elevará al doble, además de otras bonificaciones en función del número de hijos y de si la familia es monoparental.

El límite del patrimonio del avalado será máximo de 100.000 euros, y el ICO avalará hasta el 20% del importe del crédito, porcentaje que puede subir hasta el 25% en el caso de que la vivienda posea una alta calificación energética.

La socialista ha hecho hincapié en que el aval no tendrá coste ni para la persona beneficiaria ni para la entidad financiera, y que el plazo por el que se otorga el aval será de un máximo de 10 años desde que se formalice la operación, con independencia de la amortización del préstamo.

El plazo para formalizar los préstamos que se acojan a esta línea de avales finalizará el 31 de diciembre de 2025 y se podrá acceder a ellos una vez presentado el convenio entre el Ministerio y el ICO, que será el instrumento para la fijación de las condiciones financieras más concretas y la adhesión de las entidades.

PSOE anima a los menores de 35 a recurrir al Estado como avalista para comprar vivienda