jueves 20/1/22


La delegada de Salud y Familias, María Jesús Botella, y el director del distrito sanitario Córdoba y Guadalquivir, Francisco J. Fonseca, han presentado al alcalde de Córdoba, José María Bellido, el proyecto Córdoba, Ciudad Saludable. El objetivo de este proyecto, que pretende implantarse este año, es aumentar la supervivencia de la parada cardiorrespiratoria y el ictus a través de la disminución de los tiempos de atención a patologías tiempo dependientes como son la parada cardiorrespiratoria y el ictus. Sólo en Córdoba capital se registran unas 3000 asistencias sanitarias anuales de los servicios de urgencias y emergencias relacionadas con estas patologías. 

En este proyecto participan tanto el 061 como el Hospital Universitario Reina Sofía y el IMIBIC. Además, se suman el consistorio cordobés y el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Córdoba. Para la delegada territorial de Salud y Familias "es fundamental contar con las farmacias pues son establecimientos sanitarios capacitados para dar consejos sanitarios y pueden, con la formación adecuada, realizar determinadas técnicas y alertar al centro de coordinación de emergencias". 

En este sentido, 
Botella ha recordado que "las farmacias tienen un fácil acceso, todo el mundo conoce donde se encuentran, incluso hay varias por barrio, no precisan cita previa, mantienen una relación personal con sus usuarios y, por tanto, son lugares privilegiados para poder colaborar en las patologías tiempo-dependientes". De hecho, ha puntualizado la Delegada, "la evidencia científica respalda la necesidad de una rápida detección, alerta de los equipos sanitarios e inmediata realización de maniobras de RCP y uso del DEA y para ello se formará en RCP y manejo de los DEA entre el personal no sanitario y en esta cuestión la labor de las farmacias será fundamental".

Para María Jesús Botella, el Gobierno del Cambio se marcó desde el inicio de la legislatura un gran objetivo "desarrollar una sanidad moderna, que ofrezca mejores servicios tras décadas de déficit de inversión sanitaria y que nos permita a todos los ciudadanos, tras la pandemia de la Covid-19, disponer de un modelo sanitario con más infraestructuras, una mayor tecnología y humanización y que desarrolle sinergias con los ayuntamientos para mejorar la salud de los ciudadanos". 


Durante la presentación, el alcalde de Córdoba, José María Bellido, ha manifestado el compromiso del equipo de gobierno municipal en hacer de Córdoba un lugar saludable y ha agradecido "el buen hacer de todos los profesionales que participarán en este proyecto y que están comprometidos con la ciudadanía, no sólo por ofrecer una atención sanitaria de calidad, sino también por promocionar la salud a través de sus múltiples actividades formativas". 

En este sentido, Bellido ha indicado que "la salud es también un objetivo importante para el gobierno municipal y participar en su mejora de la mano de la Junta de Andalucía y del Colegio de Farmacétucios es una prioridad".

Por su parte, el director gerente del distrito, Francisco J. Fonseca, ha destacado que para lograr el objetivo final el proyecto contempla "la creación de un mapa de farmacias cardio y cerebro aseguradas; impartir formación relacionada con la detección y actuación de urgencias ante una PCR e ictus; formar y capacitar en el manejo del DEA; generar informaciones para prevenir dichas patologías; crear una página web donde aportar información y ser órgano de difusión e idear una APP con la ayuda del IMIBIC que nos facilite localización, horario y procedimiento de actuación ante una situación de parada cardiorrespiratoria e ictus", entre otras cosas.

Córdoba, Ciudad Saludable: mejorar la supervivencia de la parada respiratoria y el ictus
Comentarios