sábado 23/10/21

Protestan ante las puertas del Centro de Salud de Santa Rosa tras la agresión a un sanitario

Protestas en el Centro de Salud de Santa Rosa
Protestas en el Centro de Salud de Santa Rosa

La delegada de Salud y Familias, María Jesús Botella, ha condenado rotundamente la agresión sufrida por un profesional sanitario en el Centro de Salud de Santa Rosa. Por este motivo ha tenido lugar una concentración contra agresiones a profesionales convocada por el Distrito Sanitario Córdoba y Guadalquivir, en dicho centro de salud de la capital. La delegada ha estado acompañada por el director gerente del Distrito, Javier Fonseca.

El Distrito Sanitario Córdoba y Guadalquivir ha activado de forma inmediata el protocolo y se han puesto todos los recursos necesarios a disposición del profesional afectado, que ya ha cursado la correspondiente denuncia. 

Tanto desde el Distrito como desde la Delegación Territorial de Salud y Familias se han condenado y lamentado estos hechos. La delegada ha recordado que "la agresión física o intimidación grave contra profesionales sanitarios en el ejercicio de su función pública asistencial viene siendo considerada como delito de atentado por los tribunales de justicia, y así se han dictado sentencias en estos casos, castigándose con penas de uno a tres años de prisión".

El Servicio Andaluz de Salud tiene un Plan de Prevención y Atención frente a Agresiones que incluye la figura del profesional 'guía' para velar por la prevención y la atención personalizada a sus trabajadores en esta materia. El plan, en cuya elaboración han participado los agentes sociales, asociaciones de pacientes, letrados de la Administración Sanitaria y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, fue aprobado por unanimidad en la Mesa Sectorial de Sanidad y su objetivo último es reducir las agresiones y minimizar sus consecuencias.

Agresiones a sanitarios en Córdoba

Según datos de la Delegación de Salud, entre enero y agosto de 2021, se han registrado 78 agresiones a profesionales sanitarios en Córdoba, en concreto 56 a mujeres y 22 a hombres. En el mismo periodo de 2020, se registraron 90 agresiones, 73 a mujeres y 17 a hombres. La delegada de Salud y Familias ha incidido en la importancia de “visibilizar esta triste realidad que afecta a unos profesionales comprometidos y entregados a sus pacientes y que en algunos casos, sufren la violencia injustificada que atenta contra su dignidad laboral y personal”. Según ha explicado Botella, “desde el Gobierno andaluz estamos muy vigilantes y trabajamos para erradicar estas situaciones que cuando ocurren deben concitar el rechazo y la repulsa social”. Por último, la delegada se ha mostrado convencida de que la sociedad en su conjunto apoya y respeta la profesión médica, con más determinación aún después del ingente trabajo realizado durante la pandemia del Covid 19”.

Comentarios