jueves 21/1/21

Salvador Fuentes: "Lo que se pretende es pagar la fiesta de Pedro y Pablo con el dinero de los cordobeses"

La propuesta del Gobierno para utilizar el superávit de las entidades locales ha avivado el debate político

Isabel Albás y Salvador Fuentes.

Fuente: AYUNTAMIENTO DE CÓRDOBA
Isabel Albás y Salvador Fuentes. Fuente: AYUNTAMIENTO DE CÓRDOBA

El último pleno del mes de julio, correspondiente al ordinario de agosto, se ha dispuesto en un clima de lo más caldeado. A pesar de que los grupos no llevaban nociones, el transcurso escapa de su pretensión ligera, enunciada por un Miguel Ángel Torrico que abría la sesión. Éste ha evidenciado su descontento con la utilización del superávit municipal, impuesto por el Gobierno de España. En el día ayer, se comunicó el dictamen nacional, calificado de "impresentable" por el Partido Popular de Córdoba. Para el político, “atenta contra la autonomía local de los ayuntamientos y es una tomadura de pelo en toda regla”.

El protagonismo de la sesión ha sido concedido a este punto. No obstante, una de las decisiones a poner de relieve es la aprobación del acto diferenciado que reconocerá la figura de Julio Anguita como hijo adoptivo de Córdoba. Su celebración queda a expensas de la coyuntura sanitaria. 

Tras comunicar algunas medidas, concernientes al escenario municipal, el teniente alcalde de Hacienda, Salvador Fuentes, ha tomado la palabra, cargando duramente contra el gobierno de coalición. La propuesta, se erige con el acuerdo entre el Gobierno central y la Federación de Españoles de Municipios y Provincias (FEMP). Ésta apela a la contribución municipal para efectuar una movilidad sostenible, una agenda urbana y diversas políticas de cuidado y apoyo a la cultura. Para ello, apela a la ayuda de los ayuntamientos, solicitando que, de manera voluntaria, transfieran el superávit al Ministerio de Hacienda a modo de préstamo, con un plazo de 10 años.

"La FEMP ha mandado un documento, acordado con el Ministerio, sobre lo que nos temíamos. Nosotros creíamos que había margen de maniobra, hasta septiembre, porque así se nos hizo saber. Ayer llegó el documento definitivo, que es el que lleva el ministerio a los ayuntamientos”, ha compartido Fuentes.

En la valoración del responsable cordobés de hacienda, la decisión equivale "pedirle al Ayuntamiento que le transfiramos el dinero y los ahorros de los cordobeses. Entendemos que es incautar el superávit y remanente de los Ayuntamientos de España. Es una grave decisión, porque asfixia las arcas municipales. Además, consideramos que es una tomadura de pelo, una gran chapuza, con el dinero y el derecho de los vecinos de toda España", ha comentado enfurecido.

"Es un atraco al ahorro de los cordobeses y cordobesas, en toda regla".

Su valoración de la gestión del Gobierno se ha extendido a las negociaciones europeas. “Ahí está el ridículo tan espantoso que hemos hecho en Bruselas. No se puede ir a Bruselas a pedir y no llevar ni la memoria de lo que se quiere. Eso es la definición más aproximada de lo que es un gobierno de improvisación, instalado en la absoluta incapacidad".

Para Salvador Fuentes se trata de un "chantaje inaceptable": "Hemos estado 3 meses negociando de qué manera podíamos ayudar los Ayuntamientos”. Somos la única de las administraciones a la que dicen qué tenemos que hacer con nuestros recursos y, además, no nos dejan margen de maniobra. Seguimos en un corsé que está asfixiando la capacidad de los Ayuntamientos".

Además, ha aprovechado para reivindicar el papel de los consistorios durante la crisis sanitaria. "En esta pandemia los Ayuntamientos han sido los primeros en llegar donde había necesidades, los primeros en plantear propuestas y los primeros en hacer, y no estudiar, reconversiones económicas. Ahí están los hechos y las pruebas del plan de choque."

En un tono subversivo ha manifestado que “nadie nos tiene por qué decir a nosotros en qué nos vamos a gastar el dinero de los cordobeses, porque las prioridades no pueden ser las mismas. Déjennos gastar el dinero en donde entendamos que podemos gastar nuestros recursos, prudentemente, con interés general. Desde primera hora hemos estado diciendo: saliendo al paso de los más débiles e impulsando medidas de empleo y actividad. Hemos puesto en carga 21 millones de euros de préstamo, que eso también contribuye, como motor de arrastre, de la actividad económica". 

El portavoz del consistorio en esta materia ha defendido que "no van a consentir que se blanquee la mala gestión del Gobierno durante la pandemia", tildándola de "auténtico caos". "Entiendo que hay que insistir y llegar a todos los ciudadanos. Lo que se pretende es pagar la fiesta de Pedro y Pablo con el dinero de los vecinos de Córdoba”.

Para los representantes políticos, “lo más grave de todo este tema es que se genera una deslealtad entre administraciones muy preocupante. La FEMP está rota. No se puede imponer un acuerdo sin la mayoría de los alcaldes de esta federación”.

 

 

Comentarios