martes. 23.04.2024

El secretario de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior, Rafael Pérez, ha presentado este lunes en Córdoba el proyecto de la futura Comisaría de Distrito Este de la Policía Nacional en la ciudad andaluza, un inmueble de nueva planta en cuya construcción el departamento va a invertir 25.000.000 de euros y con un plazo de ejecución previsto de 19 meses.

“Serán más de 600 funcionarios los que aquí presten servicio para llevar a cabo la misión constitucional que tienen asignada: proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades de todos, asegurar entornos de paz y convivencia, favorecer la prosperidad y el desarrollo”, ha explicado Pérez en la presentación del proyecto, el delegado del Gobierno en Andalucía, Pedro Fernández; el director general de la Policía, Francisco Pardo, y la presidenta la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios y de la Seguridad del Estado (SIEPSE), Mercedes Gallizo, entre otras autoridades.

El secretario de Estado de Seguridad ha recordado que “el nivel de bienestar que disfrutamos en nuestro país, un país seguro, moderno, que destaca por su calidez y hospitalidad, por su dinamismo económico y con altísimos niveles de libertad depende en gran medida de la labor de nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, que trabajan para robustecer la seguridad pública: esa viga sobre la que se asientan las sociedades abiertas, plurales y democráticas sin la cual nada funciona”.

La construcción de la nueva Comisaría de Distrito Este-Córdoba es uno de los proyectos incluidos en el Plan de Infraestructuras de la Seguridad del Estado 2019-2025. Sustituirá a la actual sede policial de la avenida Campo Madre de Dios, construida en 1955 y reformada en 1992, pese a lo cual las condiciones de habitabilidad y funcionalidad de las instalaciones son ya muy deficitarias, por lo que se ha decidido no rehabilitarla y construir una nueva comisaría en una parcela diferente.

SEDE DE TODAS LAS BRIGADAS OPERATIVAS

Cuando entre en funcionamiento en un plazo previsto de 19 meses, la nueva Comisaría de Distrito de Córdoba acogerá las brigadas provinciales de Policía Judicial, Científica, Seguridad Ciudadana, Información, Extranjería y Fronteras. Además, contará con dependencias para la Jefatura de la propia comisaría, el Grupo Operativo de Policía Judicial, la Oficina de Denuncias y Atención al Ciudadano y otros servicios propios de una sede policial.

Al albergar todas las brigadas operativas, la futura comisaría, en la que prestarán servicio más de 600 agentes, extenderá su área de influencia a toda la ciudad de Córdoba. Su ubicación, una parcela en la calle Periodista Justo Urrutia, es óptima para un edificio policial ya que dispone de acceso fácil y cómodo para los usuarios y de comunicación rápida y ágil para la prestación de los servicios policiales ligados a la seguridad ciudadana.

La futura nueva comisaría no contará con Unidad de Documentación, ya que Policía Nacional presta en Córdoba este servicio en unas instalaciones específicas ubicadas en la avenida de los Mozárabes y que fueron inauguradas por el propio secretario de Estado de Seguridad el pasado 24 de enero.

“Estas son dos actuaciones que ponen de manifiesto el compromiso que tenemos en el Ministerio del Interior para incrementar la seguridad en Andalucía y en Córdoba, y el compromiso que tenemos para que los miembros de la Policía Nacional desarrollen su labor en unas condiciones óptimas, que hagan posible ofrecer el mejor servicio a la ciudadanía”, ha señalado Pérez, que considera la construcción de esta comisaría “una obra prioritaria, un reto ambicioso en el que no vamos a escatimar ni esfuerzos, ni recursos”.

Como en todas las obras impulsadas por el Ministerio del Interior, el proyecto ejecutado por SIEPSE, se ha realizado desde la óptica de una construcción sostenible en todos los ámbitos: económico, social y medioambiental, acorde con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030. Será un Edificio de Consumo de Energía Casi Nulo (EECN) que ha recibido ya la calificación ‘Verde 3 hojas’ de la institución Green Building Council España (GBCe).

El edificio incluye medidas de sostenibilidad y eficiencia energética encaminadas a reducir los impactos ambientales, sociales y económicos del proyecto, así como criterios de accesibilidad para facilitar su uso a personas de movilidad reducida.

Más de 600 agentes trabajarán en la futura Comisaría de la Policía Nacional