lunes. 20.05.2024
El acto ha sido convocado por la Hermandad Obrera de Acción Católica

Presentación de: "Caminar juntas y juntos. Soñar la Iglesia, vivir la misión"

El acto de presentación convocado por la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) de Córdoba, tuvo lugar el día de ayer, jueves 9 de mayo en el Centro Cultural San Hipólito de la capital cordobesa. Fue presentado y moderado por Manuel Humanes López militante de la HOAC de Córdoba y en él participaron Maru Megina Navarro Presidenta general de la HOAC y Pablo A. Genovés Azpeitia sacerdote, teólogo y Director del Centro de pastoral social de Madrid.

En esta obra editada por la HOAC se abordan distintos temas relacionados con la sinodalidad en la Iglesia, desde una perspectiva bíblica, teológica, laical y misionera. En todos ellos se destaca la importancia del diálogo, el consenso y la diversidad en la Iglesia. Es un libro sobre sinodalidad elaborado de manera sinodal por ocho personas destacadas en la pastoral de la Iglesia y en el mundo de la educación y la cultura.

Maru Megina, en su presentación planteó distintas prioridades que este proceso sinodal ha de contemplar, como “la centralidad de las personas empobrecidas en la vida y misión de la Iglesia, la reforma sinodal del procedimiento de discernimiento y consulta previo al nombramiento de obispos, la participación del laicado en los acuerdos eclesiales, la reforma litúrgica para una mayor participación del pueblo de Dios, la formación del laicado en Doctrina Social de la Iglesia, y en concreto la centralidad del trabajo en la raíz de la crisis ecosocial y perder el miedo al discernimiento del papel de la mujer en la Iglesia, desde la común dignidad bautismal”. Se trata, en fin, de encaminarnos hacia una Iglesia más abierta, inclusiva, profética, misionera y horizontal. Una Iglesia de comunidades acogedoras, de puertas abiertas

Por su parte, Pablo Agustín Genovés nos hizo conscientes de que la Iglesia no “somos” primero y luego “hacemos”, porque “lo que somos solo podemos mostrarlo, testimoniarlo a través de lo que hacemos y de cómo lo hacemos”. “En la misión que la Iglesia hemos recibido de Jesús el Cristo, el pobre no es optativo, ni siquiera es una opción preferencial ni la tarea de algunos carismas o ministerios (Cáritas, las ONG eclesiales, etc.) porque es la tarea de todos y todas, de cualquier carisma, de cualquier ministerio”.

En definitiva, la sinodalidad es una actitud y una apuesta. “Sinodalidad en salida” contrapuesta a una sinodalidad yo-mi-me-conmigo” “porque lo nuestro no es proclamarnos a nosotros mismos sino proclamárselo a los pobres, los cautivos, los ciegos y los oprimidos. ¿Qué tal si tomamos eso como arranque y como cuaderno pautado de todos nuestros empeños sinodales?

Presentación de: "Caminar juntas y juntos. Soñar la Iglesia, vivir la misión"