lunes. 20.05.2024

La senadora del Partido Popular de Córdoba, Cristina Casanueva, junto al alcalde de Lucena Aurelio Fernández y varios miembros de su equipo de gobierno local, han mantenido un encuentro con empresarios de las autoescuelas en Lucena, en donde han abordado la difícil situación que vive este sector ante la dejadez y la inacción del Gobierno de Sánchez.

“La situación que viven las autoescuelas y los centros examinadores de Tráfico es crítica”, ha alertado Casanueva tras conocer la situación de colapso que sufren los centros examinadores de Tráfico en la provincia de Córdoba y la indefensión del sector ante la postura del Gobierno de Sánchez. “Los centros examinadores de Tráfico en Córdoba, Puente Genil y Pozoblanco, están viviendo una situación de retraso acumulado de varios meses para poder hacer los exámenes de conducción, lo que está suponiendo un problema para miles de cordobeses que siguen esperando esta prueba a pesar de haber pagado sus tasas”, ha explicado la senadora.

La realidad es que no hay examinadores suficientes, y por ello las autoescuelas ven limitada su capacidad para dar clase, con lo que se produce una merma de sus ingresos y están teniendo que despedir a trabajadores por falta de alumnos y de actividad.  “Al mismo tiempo, no se pueden dar respuesta a las necesidades reales de la población y no se puede atender la demanda real de personas que necesitan un permiso de conducir para acceder al mercado laboral o poder presentarse a una oposición”, ha comentado Casanueva.

Esta situación no es nueva. Las autoescuelas y los centros examinadores de la provincia de Córdoba están sufriendo este problema desde 2021 “mientras que el Gobierno de Sánchez ha mirado para otro lado sin poner los medios necesarios para paliar el problema, y la bola ha ido haciéndose cada vez más grande”, ha comentado la senadora.

Esta situación se agrava aún más en verano cuando el servicio de exámenes de Tráfico se reduce un 50% y los retrasos son todavía mayores. “Es un problema real que afecta a muchos cordobeses, tanto del lado de las autoescuelas como de los propios usuarios que necesitan un permiso de conducción y tienen que esperar meses y meses para poder examinarse. Y todo ello lastra el desarrollo económico de nuestra provincia”, ha expuesto Cristina Casanueva, quien se ha comprometido a llevar este asunto al Senado y exigir al Gobierno del PSOE que resuelva de una vez el problema de las autoescuelas y los centros examinadores de la provincia de Córdoba. “No puede seguir castigando a los cordobeses”, ha concluido.

El PP alerta de la difícil situación que viven las autoescuelas en la provincia de Córdoba