jueves 25/2/21

La Policía Local de Córdoba reforzará los controles para evitar la conducción bajo los efectos del alcohol y las drogas

Suecia dejará de servir alcohol en bares y restaurantes a partir de las 22 horas

Desde el lunes, día 7 de diciembre, hasta el domingo, 13 de diciembre, la Policía Local de Córdoba se suma a la campaña de la Dirección General de Tráfico (DGT) para evitar la conducción bajo los efectos del alcohol y las drogas.

De esta manera, los agentes de la Policía Local establecerán varios puntos de control en diferentes zonas de la ciudad a fin de informar y sancionar a aquellos conductores que superen los límites máximos marcados por la DGT.

Desde la Dirección General de Tráfico se recuerda que, a la hora de conducir, la única tasa totalmente segura es 0,0% de alcohol y que aunque nos creamos en pleno uso de nuestras facultades físicas y

mentales con la ingesta de alcohol estamos multiplicando el riesgo de sufrir un accidente. El alcohol no sólo está relacionado con una mayor accidentalidad, sino que también repercute en una mayor mortalidad, al ser un factor relacionado con un peor pronóstico en las lesiones sufridas.

En el año 2018, 120.408 conductores estuvieron implicados en accidentes con víctimas en vías interurbanas y urbanas y se realizó prueba de alcohol al 38% de ellos. En el caso de los conductores fallecidos el porcentaje de conductores analizados fue del 68%, en los heridos hospitalizados fue del 25%, en los heridos no hospitalizados fue del 36% y en los conductores ilesos fue del 41%.

En cuanto a los resultados de las pruebas practicadas, el 23% de los conductores fallecidos tuvo resultado positivo en la prueba de alcoholemia, el 12% en el caso de los conductores heridos hospitalizados, el 8% en los conductores heridos no hospitalizados y el 7% en los conductores ilesos.

Acerca de la presencia de sustancias estupefacientes, el 19% de los conductores fallecidos en accidente de tráfico tuvo resultado positivo en las pruebas de detección de drogas. Junto a esto, el 35% de los conductores fallecidos tuvieron resultado positivo a alcohol o a drogas ilegales o a ambas. Las drogas más frecuentes en los casos de

conductores fallecidos positivos son la cocaína (50%) y el cannabis (60%). Los opiáceos y las anfetaminas tienen una presencia menor (6%).

Comentarios