domingo. 14.07.2024

La plantilla de Atento en Córdoba se ha concentrado hoy a las puertas de la sede de la empresa para mostrar su rechazo a la propuesta de modificación sustancial de las condiciones de trabajo y traslados colectivos hecha por la teleoperadora, y que en opinión de CCOO, esconde realmente un ERE encubierto.

La presidenta del comité de empresa de Atento en Córdoba y miembro de la mesa de negociación, Susana Luque, señaló durante la concentración, en la que han estado presentes representantes de PSOE, IU y Hacemos Córdoba, que la propuesta es trasladar a la plantilla de Córdoba a Madrid, Sevilla o Jaén. “El 50% de la plantilla tiene jornada de entre 35 y 38 horas semanales, y el resto, menos de 35 y con sueldos que en muchos casos no llegan al SMI, pretenden que vivamos en Madrid, que alquilemos en Madrid o en Sevilla, que cambiemos nuestras vidas, que traslademos a nuestras familias, cuando lo que quieren en realidad es despedirnos barato”, relató Luque.

“Ahora mismo nos vemos abocados al despido, porque esto es un ERE encubierto, por cuatro duros, quieren despedirnos por 20 días por año con 12 mensualidad, cuando hay muchas trabajadoras y trabajadores que llevan 20 años de servicio a la empresa y que no merecen un trato así”, remarcó.

La responsable de CCOO criticó también que la empresa se niegue a aceptar la posibilidad de que la plantilla teletrabaje, cuando en la pandemia se teletrabajó y se sacó adelante el trabajo sin problema, “a costa de las trabajadoras y trabajadores, que pusieron sus ordenadores y sus teléfonos a disposición de la empresa, esos mismos a los que ahora quiere echar con una propuesta fake porque somos caros, porque pedimos salarios dignos y no le rentamos, mientras que en otros países los salarios son mucho más baratos”, insistió.

CCOO no descarta la presentación de una demanda colectiva si la empresa persiste en su propuesta de modificación sustancial de condiciones de trabajo y traslados colectivos, que afecta a 553 personas de los centros de Cáceres, Madrid, León, Toledo, Córdoba y Lleida. Precisamente estos dos últimos cerrarán sus puertas. Por el momento, la plantilla volverá a movilizarse el próximo viernes y el lunes, día en que concluye el plazo de negociación, que previsiblemente, concluirá sin acuerdo.

La plantilla de Atento muestra rechazo al ERE encubierto de la empresa