jueves 29/10/20

El personal de las residencias de mayores y centros de menores de Córdoba pide equipos de protección frente al coronavirus

Actividad en el geriátrico. / Foto: vejez y vida.
Actividad en el geriátrico. / Foto: vejez y vida.

CSIF Córdoba exige a la Junta de Andalucía que tome medidas urgentes para dotar al personal que trabaja en residencias de mayores y los centros de protección de menores de los equipos de protección oportunos para poder realizar su tarea con las mayores garantías posibles, tanto para los propios trabajadores y trabajadoras como para las personas usuarias de dichos centros a fin de minimizar el riesgo de contagio del virus.

Tanto el Sector de AGJA como el de Empresa Privada de CSIF Córdoba piden a la Administración, “que tiene la obligación de velar por el buen funcionamiento del conjunto de estos centros, y no sólo de los que son de su titularidad, y máxime en la situación de crisis sanitaria en la que nos encontramos, que tome cartas en el asunto y comience a actuar de manera urgente para preservar la seguridad de los profesionales y de los propios residentes, disponiendo los medios materiales necesarios”.

CSIF señala que, en el caso de la Residencia del Parque Figueroa, “hay una falta absoluta de equipos de protección, como ocurre con las mascarillas, los guantes y las batas”. El sindicato considera que en este centro son necesarias medidas de protección para minimizar el riesgo de contagio entre los trabajadores y las personas que viven allí, todas ellas mayores. Asimismo, se reclama un refuerzo de la plantilla con más efectivos, por ejemplo, entre el personal  que se dedica a la labores de desinfección de las instalaciones y de limpieza de la ropa de los residentes y de los empleados. CSIF señala que las necesidades en los tres centros de protección de menores que son titularidad de la Administración autonómica en Córdoba son prácticamente las mismas, es decir, más EPI y más trabajadores.

La Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta tiene las competencias relativas a la ordenación, gestión y coordinación de los centros y servicios de atención y protección a personas mayores, tanto de la Administración de la Junta de Andalucía como concertados. Además, la normativa le atribuye las funciones en materia de autorizaciones y acreditaciones de todos los centros de atención a personas mayores. En concreto, la red de centros residenciales de personas mayores de gestión directa y a través de conciertos suma en Andalucía más de 20.000 plazas.

El responsable del Sector de Empresa Privada de CSIF Córdoba, Antonio Andrés, recalca que “está siendo admirable la respuesta de los trabajadores de todos los centros asistenciales de mayores y ayuda a domicilio, trabajando sin los suficientes medios de contención tanto para su salud como para los dependientes a quienes atienden”. “Nuestros delegados están esforzándose día tras días por la salud del personal y de los usuarios”, destaca el dirigente sindical.    

Comentarios