sábado. 18.05.2024

La presencia de pisos a precios inusualmente bajos, sin fotos interiores y ocupados, ha llamado la atención en Córdoba capital, con más de 40 ejemplos en un solo buscador en línea. Estos inmuebles, propiedad de bancos o fondos de inversión, no son visitables ni financiables y presentan ocupantes en su interior.

Las inmobiliarias deben especificar esta condición, como exige la ley. Algunas emplean términos como "vivienda alquilada con contrato vencido", "oportunidad de inversión", "inmueble sin posesión" o, más directamente, "vivienda ocupada". Quienes deseen adquirirlos deben negociar con los ocupantes o recurrir a procesos legales para gestionar su situación.

La ocupación de viviendas, aunque no es un fenómeno nuevo, ha aumentado en los últimos años, según la abogada especializada Lourdes Capdevilla. Aunque en Córdoba la situación no es tan grave como en otras ciudades, se han registrado más de 1.200 ocupaciones ilegales en la provincia desde 2015.

Capdevilla destaca que, si bien no hay mafias de ocupación en la ciudad, los casos han aumentado, especialmente en áreas periféricas y barrios desfavorecidos. La publicidad de estos inmuebles ocupados es legal, pero se debe informar claramente al comprador, ya que la propiedad no se puede disfrutar plenamente.

Existen diferentes casos de ocupación en Córdoba, desde inquilinos con contratos vencidos hasta personas que ocupan ilegalmente las propiedades. Los compradores pueden recurrir a abogados especializados para negociar con los ocupantes o iniciar procesos legales para recuperar la propiedad.

Una vez desocupados, los inversores pueden vender los inmuebles con un considerable margen de beneficio. Sin embargo, los precios de venta de estos pisos ocupados suelen ser un 42,4% más bajos que los de propiedades similares en el mercado. La recuperación y venta de estos inmuebles puede ser rentable, pero implica procesos de desahucio y reparaciones en el hogar.

La venta de viviendas ocupadas en Córdoba se disparó en los último años