viernes. 23.02.2024

En la reunión de este jueves de la Comisión de Desembalse, la CHG ha afirmado que cumplió con los parámetros establecidos en abril, suponiendo una importante reducción en comparación con el año pasado. Lo acordado fue n desembalse de 385 hectómetros cúbicos para el riego de los cultivos del Sistema de Regulación General, junto con una dotación de 700 metros cúbicos por hectárea para los cultivos de mayor consumo de agua. 

Sin embargo, la situación es muy distinta al año pasado según ha explicado la directora técnica de la CHG, Nuria Jiménez. "Las reservas no han sufrido el nivel de evaporación del 2022 y los embalses han recibido pequeñas aportaciones que, si bien no han servido para cambiar su situación, sí permitirán finalizar la campaña con una evolución de las reservas ligeramente mejor a las previstas". 

A pesar de ello, el volumen almacenado en el conjunto de la cuenca se sitúan por debajo en comparación a las cifras registradas el año pasado, en concreto, 160 hectómetros cúbicos menos que hace un año y 2.200 de diferencia con respecto a la media de los últimos 25 años.

Nuevos posibles desembalses "auxiliares" ante las fuertes lluvias