jueves. 29.02.2024

Prohibir llenar las piscinas en verano, cortes de agua en la madrugada, exploración de nuevos pozos, obras pendientes o hasta la preparación de camiones cisterna. La Empresa Provincial de Aguas de Córdoba (Emproacsa), dependiente de la Diputación, confirmó este lunes su plan especial contra la sequía, que se activaría este verano en caso de que finalmente esté declarado una situación de urgencia y de escasez de agua prolongada en los embalses que proporcionan a los suministros de la provincia (excluida Córdoba capital, que dispone de su propia empresa, Emacsa).

Este mismo lunes, el presidente de Emproacsa, Esteban Morales, planificó en la Diputación un documento que posee más de 200 páginas de guía sobre el protocolo de sequía. El plan tiene en cuenta, además, los distintos umbrales y escenarios. El peor sería el de “emergencia”, en el que habría que activar todas las pautas necesarias para no poner en riesgo ninguna última gota de agua disponible.

En este sentido y respecto a la demanda de agua, se predice una disminución del consumo. Es decir, las competencias quedan en manos de los ayuntamientos. Emproacsa aconseja que a través de bandos los alcaldes prohíban llenar las piscinas en el verano y que se pongan en las mesa restricciones. Estas “podrían llegar a limitación temporal del suministro domiciliario”, apunta el documento, que añade que “se realizará entre las 23:00 y las 7:00, durante cinco días en semana, no interrumpiéndose el suministro las noches de los viernes y sábados, pudiendo llegar con este sistema a un corte de suministro general de hasta 40 horas a la semana”. En caso de escasez prolongada, el agua podría cortarse 70 horas a la semana.

Además, también se tiene en mente que los ayuntamientos suspendan el baldeo, el riego de algunas áreas y que se descarten de las fuentes ornamentales. Por lo que se tendrá que elaborar una campaña general y exhaustiva de concienciación al consumo responsable de agua a los ciudadanos.

Nuevos recursos

Emproacsa piensa investigar acerca de nuevos sondeos en la provincia. En un mapa, ha ubicado varios puntos en los que se intentarán encontrar acuíferos y pozos para garantizar el suministro. La empresa provincial también tendrá que contar con una flota necesaria de camiones cisterna para transportar el agua potable a aquellos municipios que tengan ausencias prolongadas de agua.

Por otra parte, pondrán en marcha una obra para “puesta en marcha de la conexión entre los municipios de Cañete de Las Torres, Bujalance y Valenzuela con el sistema jienense Quiebrajano-Víboras”, que arreglaría el serio problema de acceso al agua potable que tienen estos municipios que dependen del sistema de Montoro.

Córdoba se prepara para la sequía: Se barajan cortes de agua y prohibir llenar piscinas