sábado. 22.06.2024

En la jornada del lunes, se llevó a cabo un simulacro de incendio en las instalaciones de la Mezquita-Catedral, donde se pusieron a prueba todos los sistemas de extinción. Este ejercicio incluyó la evacuación necesaria de los visitantes del monumento y la protección de los bienes muebles distribuidos en diversas dependencias del lugar.

En la cubierta del altar mayor, aproximadamente a una altura de 30 metros, se simuló el inicio de un fuego, siendo el equipo de mantenimiento del Cabildo el primero en intervenir antes de la llegada de los servicios de bomberos. Además, se representó la simulación de un accidente de una persona en la zona del presbiterio. Durante el desarrollo de estas acciones, se informó a los turistas presentes en el edificio sobre el simulacro en español e inglés, otorgándoles entrada gratuita a partir de las 10 de la mañana.

El propósito fundamental de esta actividad fue evaluar la eficacia de los sistemas de seguridad del edificio y la correcta implementación de los protocolos diseñados para situaciones de emergencia, arrojando resultados altamente satisfactorios. Al igual que en ejercicios previos, la planificación de la actividad se realizó en colaboración con el Servicio Local de Protección Civil, el Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento, las fuerzas de Policía Nacional y Local, Cruz Roja, EPES 061 y Emergencias 112 Andalucía, que actuó como centro de coordinación.

El Plan de Autoprotección, documento que establece el marco orgánico y funcional para prevenir y controlar riesgos sobre personas y bienes, así como para responder adecuadamente a situaciones de emergencia, se aplicó durante el simulacro. Este plan garantiza la integración de las acciones realizadas con el sistema público de protección civil en la zona bajo la responsabilidad del titular de la actividad.

La Mezquita Catedral de Córdoba realiza un simulacro de incendio