jueves. 01.12.2022

Córdoba suma 1605 víctimas de violencia de género, un 14% más que en 2021

El sistema, en los últimos nueve años, ha registrado un aumento del 78% de mujeres con protección policial por violencia machista
Un mujer con un cartel en el que se lee: `Violencia de género cero, participa en una concentración feminista en la Plaza de la Candelaria en repulsa por "todos los feminicidios", a 11 de junio de 2021, en Santa Cruz de Tenerife, Tenerife, Islas Canarias - Europa Press
Un mujer con un cartel en el que se lee: `Violencia de género cero". Europa Press

La provincia de Córdoba contabiliza 1.605 casos activos en el sistema de seguimiento integral de la violencia de género, conocido como VioGén, según el último informe del Ministerio del Interior, que recoge los datos de los siete primeros meses del año y que dan cuenta de un aumento del 14% con respecto a los datos del cierre de 2021. Si a los casos activos se le suman los inactivados desde 2007 hasta este julio, es decir, 9.695, el número aumenta hasta los 11.300 casos totales y 10.069 víctimas en Córdoba.

Con respecto a los más de 1.605 casos activos, es decir, los que precisan de cobertura policial, la mayoría son de riesgo bajo 701, un 6% más que al cierre de 2021, mientras que 256 están calificados de "riesgo medio" (37%), en 623 no se aprecia riesgo (15% más) y en 25 se considera alto (78% más). Cabe destacar que de todas esas mujeres que cuentan con protección en Córdoba por violencia de género, ninguna se engloba en el término de riesgo extremo (en Andalucía hay cinco mujeres bajo este epígrafe, tres más que a principios de año).

La mayoría de los casos activos tienen que ver con mujeres de 31 a 45 años: 688 activos y 3.971 víctimas desde que hay datos, seguido de las jóvenes de entre 18 y 30 años, con 431 casos y 1.544 víctimas, mientras la franja de edad de entre 46 y 64 años mantiene 418 casos bajo cobertura policial y acumulan 3.867 víctimas. Las mayores de 65 años mantienen 42 avisos y las menores de 18 un total de 26. 

A lo largo de estos ejercicios, desde que el Ministerio del Interior ofrece estos datos, la tendencia ha sido alcista, es decir, ha ido subiendo año tras año el número de mujeres con protección policial por ser víctimas de violencia machista. Lo que va de año 2022 vuelve a confirmar esta tendencia. 

Solo hubo dos leves bajadas, una entre 2015 y 2016 (se pasó de 946 a 945) y entre 2016 y 2017 (se pasó de 945 a 920). Aún así, en nueve años (desde que se tienen datos), el número de víctimas con seguimiento policial en Córdoba ha pasado de 897 a 1.605, es decir, ha crecido más de un 78%. 

La cifra actual coloca a Córdoba como sexta provincia andaluza donde menos mujeres víctimas de violencia de género cuentan con protección policial, tan solo por delante de la provincia de Huelva -que tiene 1.378 (+18%)- y Jaén, con 1.486 (-0,27%). El año pasado la provincia cordobesa era la penúltima, con lo que ha subido un puesto tras aumentar sus casos. Las razones para esto pueden ser muchas, además de la población, desde que se denuncie menos, hasta que se tarde más en valorar los casos o que realmente haya menos mujeres que la precisan.

Sevilla con 4.135 (+18%), Málaga, con 3.625 (+3,4%) y Cádiz con 3.477 (+5,7%) son las provincias de Andalucía donde hay más víctimas que cuentan con este servicio y ya muy por detrás les siguen Almería 2.570 (-0,43%) y Granada con 1.837 (+2,34%). En todas las provincias, menos Almería y Jaén, las cifras han aumentado con respecto al cierre de 2021. 

Más de 800 menores a cargo de la víctima

De los 1.605 casos activos de seguimiento que Viogén tiene registrados en Córdoba, en 849 existen menores a cargo de la víctima, es decir, que el 47% de las víctimas tiene hijos a su cargo. En 209 casos de ese total los menores se encuentran en situación de vulnerabilidad, esto quiere decir, según explica el propio ministerio, que, "tras la práctica de la valoración policial del riesgo a la víctima, se detecta una especial combinación de indicadores que apuntan a que estos menores pueden encontrarse en situación de especial vulnerabilidad".

Además, otros 181 se consideran de especial relevancia, es decir, los indicadores aumentan de manera significativa la probabilidad de que el agresor ejerza sobre la víctima violencia "muy grave o letal". Los 30 restantes el sistema los denomina como "menores en situación de riesgo" porque la violencia ejercida por el agresor sobre la víctima podría extenderse a otras personas cercanas a esta, especialmente a sus hijos.

Sistema VioGén

El VioGén, puesto en marcha por la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior en 2007, centraliza y gestiona toda la información procedente de las denuncias realizadas por casos de violencia de género a través de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, tanto Policía Nacional, como la Guardia Civil, e integra además a algunos Cuerpos de Policías Locales de ayuntamientos que tienen suscrito los convenios de colaboración con el Ministerio del Interior.

El objetivo final del sistema es establecer una tupida red que permita el seguimiento y protección de forma rápida, integral y efectiva de las mujeres maltratadas, y de los menores que de ella dependan, en cualquier parte del territorio nacional. 

En el caso de la estadística que atañe a esta información se establece una diferencia clara entre caso y víctima. Es decir, Córdoba ahora mismo tiene 1.605 casos activos de violencia de género dentro del Sistema Viogén, lo que no quiere decir que haya 1.605 mujeres víctimas de violencia machista. Córdoba cuenta con 10.069 víctimas desde que se puso en marcha el sistema en 2007.

Desde Interior explican que un caso contiene toda la información que relaciona a una víctima con un único agresor, incluyendo tantas denuncias (de la víctima, de tercero o de oficio) como se hayan registrado. Igualmente, si una mujer, a lo largo del tiempo, es víctima de violencia de género con más de un agresor, se habla de un caso distinto por cada uno de ellos (esto mismo es aplicable para los agresores).

Además, hay que tener muy en cuenta los casos inactivos (la mayoría), que en el caso de Córdoba son 9.695, porque pueden activarse en cualquier momento. El Gobierno detalla en este sentido que un caso activo es "aquel que es objeto de seguimiento policial". El nivel de riesgo de cada caso activo, según el momento y las circunstancias que lo rodeen, va evolucionando con el transcurso del tiempo.

Mientras, el caso inactivo se define como "aquel que, por determinadas circunstancias, temporalmente, no es objeto de seguimiento policial. El caso inactivo puede reactivarse en cualquier momento".

Casi la mitad de los municipios de la provincia, 35 de 77, están adscritos al sistema Viogén, siendo las localidades de Cabra e Iznájar las últimas en incorporarse mientras que Montalbán y Nueva Carteya están en las distintas fases del proceso de incorporación.

En una situación de emergencia se puede llamar al 112 o a los teléfonos de emergencias de la Policía Nacional (091) y de la Guardia Civil (062). En caso de que no sea posible realizar una llamada y ante una situación de peligro, se puede utilizar la aplicación Alertcops, desde la que se enviará una señal de alerta a la policía con geolocalización. Estos medios de asistencia pueden ser activados por la víctima y también por cualquier persona que conozca o sospeche de un caso de violencia de género.

Córdoba suma 1605 víctimas de violencia de género, un 14% más que en 2021
Comentarios