viernes 23/4/21

Más de 60 expertos del Instituto Provincial del Bienestar Social, se forman en empleo a través de un convenio con ADSAM

IPBS
ADSAM y la Diputación de Córdoba mantienen una estrecha relación en lo que atención a menores se refiere.

Más de 60 profesionales del Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS) han recibido formación específica en materia de Empleo, recursos para la incorporación laboral o itinerarios de inserción a través del convenio entre este organismo de la Diputación de Córdoba y la Asociación para la Defensa Social de Adolescentes y Menores (ADSAM).

Al mismo tiempo, y en virtud de este acuerdo, una orientadora laboral de la entidad colaborará de forma directa con el personal técnico del IPBS en la atención que lleva a cabo en los municipios de Bujalance, Almodóvar del Río y Córdoba capital con chicos y chicas del Programa de Intervención Psicoeducativa con menores, jóvenes y familias en el ámbito de adicciones.

El presidente del IPBS, Francisco Ángel Sánchez, ha señalado que “el empleo es el mejor cauce para evitar la pobreza y la exclusión social, de ahí que la inserción sociolaboral sea una de las líneas estratégicas que desarrolla la institución”.

En este sentido, Sánchez ha recordado que “en paralelo al Programa de Empleo Social, que en los presupuestos de este año cuenta con dos millones de euros tras un incremento del 137,7% con respecto al anterior ejercicio, y a otros programas de empleo como el que se destina a mujeres en situación de vulnerabilidad, dotado con 200.000 euros, el IPBS pone en marcha iniciativas de la mano del tejido asociativo de la provincia, cuya labor es imprescindible para no dejar a nadie atrás”.

En esta línea de trabajo conjunto con entidades sociales se enmarca el convenio para la Inserción Social de Personas a través del empleo en los municipios de la provincia rubricado con ADSAM, una entidad con la que la Diputación de Córdoba mantiene una estrecha relación y que es referente en la atención a menores en la provincia, especialmente aquellos que viven en las zonas más desfavorecidas.

Sánchez ha explicado que el convenio, al que se destinan 18.000 euros, tiene por objetivo “avanzar en la coordinación entre el personal técnico del IPBS y los profesionales de la Educación Social de esta entidad”, al tiempo que “seguimos apostando por la formación de nuestros trabajadores y trabajadoras y sumamos refuerzos para garantizar oportunidades a niños, niñas y adolescentes de los municipios”.

El presidente del IPBS ha subrayado que “la colaboración entre la administración pública y el tercer sector es necesaria, especialmente en un contexto como el actual en el que todos los esfuerzos son pocos para combatir la desigualdad y la exclusión”. De esta manera, “compartimos conocimientos y realizamos un trabajo en red, fundamental para multiplicar los resultados de los recursos públicos”.

Comentarios