martes. 28.06.2022

Más de 220 familias cordobesas necesitan ayuda de Cruz Roja para sufragar facturas

• El 88% de las personas a las que ofrece apoyo la entidad reconoce no entender la factura de la luz, según un informe sobre pobreza energética en España elaborado por Cruz Roja.
Pobreza energética
Pobreza energética

Tres de cada cuatro familias atendidas por Cruz Roja no pueden mantener su vivienda a una temperatura adecuada. Y el 88 por ciento de las personas a las que ofrece apoyo la entidad reconoce no entender la factura de la luz.

Esas son dos de las principales conclusiones del informe sobre pobreza energética que acaba de publicar la institución humanitaria, que pone de manifiesto la creciente vulnerabilidad en este ámbito de la población atendida por Cruz Roja y constata la necesidad de formación y capacitación en materia energética, tanto para el ahorro y eficiencia en su consumo, como para comprender la propia factura de la luz.

 “Son muchas las familias cordobesas que atraviesan verdaderas dificultades para cubrir necesidades tan básicas como son la luz, el agua o el gas de sus domicilios. A todas ellas tratamos de apoyarlas de dos modos: ayudándolas en el pago de las facturas cuando podemos, y ofreciéndoles consejos para mejorar el ahorro energético y la gestión de la economía doméstica, así como la orientación sobre recursos sociales”, explica Ángel Córdoba, responsable provincial en la organización del programa de Atención a personas en situación de extrema vulnerabilidad.

Desde comienzos de 2021 hasta hoy, la institución humanitaria ha ayudado a más de 220 familias en la provincia de Córdoba a sufragar una o varias facturas de luz, gas o agua.

Y es que, tal y como refleja este nuevo informe de Cruz Roja, siguen siendo muchas las personas atendidas por la entidad que se enfrentan -sobre todo cuando llegan temperaturas extremas, como la ola de calor de la pasada semana- a la pobreza energética, es decir, que no pueden satisfacer una cantidad mínima de servicios de energía para cubrir sus necesidades básicas, como mantener la vivienda en unas condiciones de climatización adecuadas para la salud (18º a 20º C en invierno y 25º C en verano).

Para hacer frente a esta situación, la organización humanitaria desarrolla diversos programas de emergencia social que tratan de dar respuesta a esa realidad y atienden a aquellas personas y familias en situación de extrema vulnerabilidad.

Entre dichas acciones se encuentra el pago de suministros básicos del hogar, como la luz, el agua o el gas. Así, la entidad –con financiación de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta, de ayuntamientos como el de Pozoblanco y fondos propios- ha ofrecido ese apoyo, desde enero de 2021, a un total de 222 familias de la provincia de Córdoba –en el marco del proyecto ‘Intervención con personas en situación de extrema vulnerabilidad’-, de las cuales 137 recibieron ayudas para abonar recibos de luz (289 pagos), 30 para facturas de gas o bombonas (38 pagos) y 55 para facturas de agua (94 pagos).

Otra conclusión destacada del mencionado informe es que el ahorro potencial medio por familia atendida por Cruz Roja detectado es de 178 euros al año, correspondiente a un 24 por ciento de su factura. Esta cifra se debe, especialmente, al alto número de familias con derecho al bono social que no lo están percibiendo, que alcanza el 69 por ciento, o a contratos no optimizados (17 por ciento). La automatización en la concesión del bono social por criterios de renta, reivindicación de muchas entidades sociales, acabaría en parte con esta situación.

El estudio de la institución humanitaria también revela que el 40% de los hogares tienen un frigorífico en mal estado, y un 78 por ciento de las viviendas no cuentan con iluminación LED. Ambos factores, por ser tecnologías obsoletas y en mal estado, repercuten directamente en el consumo de las familias. A estas vulnerabilidades también se les suman las humedades en las viviendas, infiltraciones de aire en puertas y ventanas o la falta de agua caliente.

La entrega de material en los kits de eficiencia energética por parte de voluntariado de Cruz Roja y la sustitución de electrodomésticos tiene como objetivo la reducción del consumo y/o la mejora del confort. Se ha estimado que la disminución de emisiones de gases de efecto invernadero que se derivan de estas actuaciones roza las 999 Toneladas de CO2, equivalente a las emisiones absorbidas por 5.200 árboles en 25 años.

Consejos para ahorrar en la factura de la luz

El ahorro energético, además de contribuir al cuidado del medio ambiente, supone una reducción del importe de la factura de la luz. Las instalaciones de calefacción (46%) y agua caliente sanitaria (21%) suponen el 67% por consumo energético de los hogares españoles. Reducir este consumo, optimizando los suministros, así como el de los electrodomésticos o las luminarias puede notarse considerablemente en la factura de la luz:

  1. La base del ahorro es un buen aislamiento. Cerrar persianas y cortinas para evitar pérdidas de calor también contribuye al aislamiento.
  2. Ten en cuenta que por cada grado que aumentamos la temperatura de la calefacción se incrementa el consumo de energía en un 7%. Mantener el hogar entre los 19º y 21º es suficiente durante el día, y entre los 15º y 17º por la noche, o durante las ausencias de varias horas. 
  3. Puedes ahorrar entre un 8% y un 13% colocando válvulas termostáticas en radiadores o con termostatos programables. La mejor colocación de radiadores, por motivos de confort, es debajo de las ventanas, haciendo coincidir la longitud del radiador con la de la ventana para favorecer la correcta difusión del aire caliente por la habitación; es conveniente no tapar ni obstruir los radiadores para aprovechar al máximo el calor que emiten. 
  4. Los sistemas de acumulación son los más recomendables para el suministro de agua caliente, mientras que los eléctricos son los menos recomendados para agua o calefacción. Racionalizar el consumo de agua significa también reducir el consumo de energía (cerrar durante el afeitado o cepillado de dientes; tomar una ducha en lugar de un baño reduce el consumo hasta en cuatro veces; evitar fugas y goteos supone un ahorro de 100 litros de agua al mes; utilizar cabezales de ducha de bajo consumo, consumen la mitad de agua…) 
  5. Un buen mantenimiento y sistema de regulación nos ahorra más del 20% del consumo en servicios comunes. Controla, compara y ajusta tu gasto energético periódicamente.
  6. Instala sistemas solares que cubran las necesidades energéticas de la vivienda.
  7. Utiliza equipos con etiquetado energético de clase A que consuman sólo la energía que necesita la vivienda, y mantén tus aparatos en estado óptimo.
  8. Utiliza lavavajillas y lavadoras termoeficientes: ahorran energía, dinero y tiempo. Junto a electrodomésticos como la plancha, son los que tienen mayor potencia unitaria; el microondas y las ollas super rápidas a presión, por el contrario, ahorran energía.
  9. Apague totalmente los televisores y equipos con información en ventanas digitales cuando no los utilizamos, y elija equipos con sistema de ahorro de energía.
  10. En los puntos de luz que estén encendidos más de una hora al día, instale lámparas de bajo consumo o tubos fluorescentes. Examine si puede aprovechar la luz natural, regular el uso con detectores de presencia o temporizadores. 

 

Sobre Cruz Roja

Cruz Roja representa el mayor movimiento humanitario, ciudadano e independiente del mundo. Lleva 157 años colaborando con entidades públicas y privadas para que la humanidad y la dignidad llegue a todas las personas en cualquier lugar y en todo momento y circunstancias.

En España, Cruz Roja cuenta con más de 250.000 personas voluntarias y más de 1.250 puntos de atención en todo el territorio, que permiten atender anualmente a casi 5 millones de personas en todo el país. Todo ello con el apoyo de cerca de 1,4 millones de socios, empresas y aliados en todos los sectores de la sociedad.

Además de su actividad habitual con las personas vulnerables, al declararse la pandemia, puso en marcha el Plan Cruz Roja RESPONDE frente al COVID-19, un plan integral de actuación en todas sus áreas de conocimiento: Socorros, Salud, Inclusión Social, Educación, Empleo y Medioambiente, con el que ya ha llegado a más de 5,4 millones de personas a través de más de 23 millones de respuestas, en lo que está siendo la mayor movilización de recursos, capacidades y personas de su historia. 

Cruz Roja Española pertenece al Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja presente en 192 países. Actuando siempre bajo sus siete Principios Fundamentales: Humanidad, Imparcialidad, Neutralidad, Independencia, Carácter Voluntario, Unidad y Universalidad.

Más de 220 familias cordobesas necesitan ayuda de Cruz Roja para sufragar facturas
Comentarios