domingo. 14.07.2024

La delegada de Salud y Consumo, María Jesús Botella, ha vuelto a destacar la apuesta del Gobierno andaluz por la sanidad pública en la provincia y ha recordado los logros en infraestructuras, así como en la mejora de las condiciones de los profesionales sanitarios. 

Botella ha explicado la particularidad de este verano, ya que “los residentes de medicina de familia terminan en septiembre, y no en mayo, como es habitual, por lo que no se puede contar con estos facultativos para hacer los contratos de sustitución y cubrir el periodo vacacional”. En este sentido, Botella ha recordado que la Junta “ha instado al Gobierno de España a buscar soluciones sin que haya aportado ninguna, mientras el Gobierno andaluz ha trabajado para atender esta situación”.

La delegada de Salud y Consumo ha asegurado que la atención sanitaria “está totalmente garantizada en el periodo estival y que no se va a cerrar ningún centro de salud en la provincia”. Botella ha explicado que “en Andalucía esta situación es posible, no siendo así en otras comunidades autónomas”, y ha expuesto tres motivos. Por un lado, el diseño de un plan de fidelización para los médicos internos residentes (MIR) que terminan su formación en septiembre para cubrir los centros con mayores necesidades. También se va a facilitar a los residentes que finalizan en septiembre una rotación externa en zonas de difícil cobertura, con un complemento económico excepcional. Los MIR podrán terminar su formación en el centro donde se le oferte el contrato. Por último, los profesionales que lo deseen podrán seguir trabajando de manera voluntaria y serán retribuidos por las horas extra que hagan en verano.

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) va a hacer más contratos, en el caso de Córdoba 3.062, 2.795 para atención hospitalaria y 267 para atención primaria, “lo que supone un aumento de 185 respecto al pasado año”, como ha indicado María Jesús Botella, “para cubrir las vacaciones en el SAS de todos los perfiles profesionales”.

Por otro lado, respecto a los Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP), este verano habrá 40 en toda la provincia, 2 en la capital, Castilla del Pino y Sector Sur, 13 en el Distrito Guadalquivir: Montoro, Bujalance, El Carpio, Valenzuela, Almodóvar del Río, Fuente Palmera, La Carlota, Villharta, Hornachuelos, Villaviciosa, Adamuz, Palma del Río y Posadas, 9 en el Área Norte: Valsequillo, Hinojosa del Duque, Fuente Obejuna, Peñarroya-Pueblonuevo, Cardeña, El Viso, Espiel, Pozoblanco y Villanueva de Córdoba, y 16 en el Área Sur: Aguilar de la Frontera, Benamejí, Cabra, Doña Mencía, Lucena, Rute, Nueva Cartera, Castro del Río, Espejo, Fernán Núñez, Moriles, Iznájar, La Rambla, Santaella, Jauja y Priego de Córdoba.

Por último, respecto a los refuerzos COVD, la delegada ha recordado que “se pusieron en marcha por la pandemia y después de que el Gobierno haya cortado la financiación, la Junta ha mantenido estos refuerzos, y en mayo se decidió hacer plantilla a 2.382 profesionales de toda Andalucía. Por su parte, a 3.175 de los antiguos refuerzos se le renovaron los contratos desde el 1 de junio hasta el 30 de septiembre para mantener la asistencia sanitaria adecuada en verano.

Botella destaca la apuesta del Gobierno andaluz por la provincia de Córdoba