domingo. 03.03.2024

La Comisión de Patrimonio de la Delegación de Turismo, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía ha informado favorablemente sobre el proyecto de conservación y mantenimiento de la cubierta de la sacristía de la iglesia de El Carmen, en Córdoba.

En concreto, el proyecto contempla la retirada de la chapa ondulada de fibrocemento así como su sustitución, conservando la estructura de madera que se encuentra en buen estado de conservación. El cambio se hará por un sistema de panelado además de aislamiento en madera tipo termochip, impermeabilización mediante lámina onduline y terminación en teja cerámica curva antigua similar al resto del edificio. Igualmente, se procederá a pintar la sacristía en su parte interior con pintura al silicato. 

La iglesia de El Carmen Calzado o antiguo Convento de El Carmen Calzado, está protegido como monumento y es Bien de Interés Cultural en base a la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía.

La tipología de la iglesia corresponde a las iglesias-capillas conventuales de finales del renacimiento, integradas en un conjunto edificatorio para uso casi exclusivo de la comunidad religiosa. A lo largo de la historia ha sufrido varias transformaciones, aunque en planta prácticamente no ha variado, que es rectangular con una sola nave, con un coro alto y un sotocoro a los pies, que actualmente se usa como almacén. Una torre de planta cuadrada sobresale de la planta rectangular de la iglesia a los pies de ésta. Tiene falso crucero, perfectamente cuadrado.

La cabecera es recta y en ella se encuentra el elemento más significativo, el retablo de Valdés Leal. La capilla mayor comunica con la casa parroquial por el lado del evangelio y con la sacristía y un patio o claustro de grandes dimensiones y planta cuadrada perteneciente al convento, aunque hoy día está ocupada por la Facultad de Derecho, por el lado de la epístola. Los muros de carga están enfoscados y encalados, y en los laterales se encastran pequeños altares.

El claustro es de planta cuadrada y tiene dos pisos. Ambas galerías, inferior y superior, cuentan con arcos de medio punto realizados en ladrillo con decoración de placas y columnas toscanas sobre basa de piedra. La nave de la iglesia se cubre con bóveda de cañón rebajado a la que se ciñen unos arcos fajones de sección recta. El ámbito anterior al altar se cubre con una bóveda vaída con linterna.

En el piso superior del claustro las galerías se cubren con armadura de madera, y las del piso inferior con bóvedas de arista.

La iglesia no está exenta. Por el lado del muro de la epístola, da al claustro y a la Facultad de Derecho, y por el lado del Evangelio, a la casa parroquial. El edificio está encalado y sólo tiene tratamiento de fachada donde se ubican las portadas.

Luz verde a la sustitución de la cubierta de la sacrista de la Iglesia del Carmen