sábado. 02.07.2022

Se acerca mayo y con él empiezan a celebrar en Córdoba sus famosas cruces que después de dos ediciones sin poder celebrarse han sido recibida con ganas. La ciudad amanecía llena de flores y la gente bailaba las primeras sevillanas acompañadas de rebujitos, ni siquiera la lluvia pudo con el ambiente y las ganas de festejar.

Sobre las 14:00 horas un fuerte chaparrón cayó sobre las carpas que volvió a repetirse durante la tarde. La presencia allí de Juanma Moreno, el presidente de la Junta de Andalucía, fue otro de los motivos de aglomeraciones. El presidente mostraba su satisfacción al poder celebrar este tipo de fiestas ya que “significa economía, tradiciones y recuperar la esencia”. Además, señala que nos espera una buena primavera pero que hay que seguir manteniendo prudencia. Moreno Bonilla se deshacía en elogios hacia la provincia cordobesa por su gente y su gastronomía, algo que le hacía querer estar aquí.

La inauguración de las cruces solo ponía en riesgo las previsiones meteorológicas, que pese a llegar durante la tarde dejaron las ganas de disfrutar intactas. El jueves no es el día fuerte de estas jornadas, el fin de semana aguarda mejores expectativas. Pese a ello, miles de universitarios se echaron a las calles a disfrutar de las fiestas. 

La lluvia no impide la fiesta del primer día de las Cruces de Mayo en Córdoba