miércoles 25/11/20

La nueva Comisaría prevista en Avenida de Manolete aún no verá la luz

Avenida de Manolete. MILANUNCIOS
Avenida de Manolete. MILANUNCIOS

El Ministerio del Interior ha eliminado radicalmente una de las dos nuevas comisarías previstas para Córdoba. El proyecto se planteó a finales del 2017 cuando el Ayuntamiento cerró el acuerdo dada la escasez y las dificultades en las dependencias de Campo Madre de Dios y Parque Figueroa. Estos dos nuevos edificios de apoyo para el distrito oeste y el este, se iban a situar en la avenida Manolete y en la calle Periodista Justo Urrutia.

Hay dos documentos oficiales que contradicen esta decisión que lleva mucho tiempo exigiendo la ciudad. Por un lado estaría la respuesta del Gobierno al PP en la Cámara Baja cuando se le preguntó sobre esto en concreto. Por otro lado estaría el anteproyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2021 en el que está incluida una nueva comisaría para el distrito A con la inversión de 3 millones de euros.

Tras la respuesta oficial que ha dado el Gobierno, ha comunicado otro argumento diferente. Justifican que la iniciativa de unificar ambas comisarias en una sola, ha sido decisión de la Dirección General de la Policía además de no especificar cuál será el coste económico del nuevo proyecto. Sin embargo, el presupuesto para los dos nuevos edificios estaba plasmado en el Plan de Infraestructuras para la Seguridad del Estado 2019-2025 y fijado en 6 millones de euros.

La cesión de los dos solares lo firmó José Antonio Nieto, el alcalde del Partido Popular en su momento, junto a Interior en febrero de 2018. En ese momento se llevó a cabo la parte administrativa para ceder y urbanizar los terrenos y así comenzar las obras. De hecho, se llegó a poner el 2021 como fecha de finalización, aunque incluía la posibilidad de finalización en 2025 por el equipamiento necesario.

A pesar de que se dio prioridad a la futura comisaría situada en Justo Urrutia, Fuentesanta por la escasez de medios en Campo Madre de Dios, por la parte administrativa estaba fijado que ambos solares iban a ser municipales para aquellas nuevas dependencias.

Mientras que el Consistorio entregó los solares al Ejecutivo, Interior desvió el tema. Los sindicatos policiales y el Pleno municipal sospechaban que se iba a quedar todo en agua de borraja e intentó conocer los planes de Interior para asegurarse que el proyecto inicial se pondría en marcha.

Tras la incertidumbre por sólo obtener como respuesta que se estaba en estudio de viabilidad, recibieron una respuesta aún peor. Rafael Pérez, el actual secretario de Estado de Seguridad, confirmó en unas declaraciones que el proyecto iba a continuar pero “tenemos que ser realistas”, por lo que ya avecinaba que iba a haber cambios que no gustarían a la población ni a la policía.   

José María Bellido, alcalde de Córdoba, ha querido mostrar en sus declaraciones la preocupación por el proyecto donde ha denominado de “tomadura de pelo” la actuación del Gobierno frente a la construcción de las nuevas comisarías. “Nos dijeron que hasta que no hubiera un determinado cargo de Patrimonio en el Ministerio de Interior, no podían aceptar la cesión de las parcelas municipales para construirlas. Pues, hay un Ejecutivo más que conformado, con lo que la cesión de los terrenos debería aceptarse ya y, por supuesto, deberían haberse dotado en los presupuestos” recalcó el alcalde.

El proyecto se encuentra en standby y tampoco se sabe cuando comenzará la construcción de la comisaria de Justo Urrutia. Por el momento a la alcaldía solo le queda esperar noticias del Gobierno para poder continuar con este proyecto más que necesario.

Comentarios