sábado. 22.06.2024

Cinco unidades clínicas del Hospital Universitario Reina Sofía han recibido esta semana la certificación de calidad por parte de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía (ACSA), entidad de la Consejería de Salud y Consumo encargada de impulsar la calidad y la mejora continua en el sistema sanitario.

Se trata de los servicios de Inmunología y Alergología y de Anatomía Patológica, certificados en nivel intermedio (‘Óptimo’), y de las unidades de Neurocirugía y Neurofisiología, Aparato locomotor y Cirugía ortopédica y Traumatología, certificadas en el nivel básico (‘Avanzado’). 

El acto de entrega de los certificados, que se ha celebrado esta semana en el hospital cordobés, ha sido presidido por la delegada territorial de Salud y Consumo en Córdoba, María Jesús Botella Serrano, y ha contado con la presencia de la directora gerente del Hospital Universitario Reina Sofía, Valle García Sánchez, y del director de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía, José Ignacio del Río Maza de Lizana. Asimismo, al acto han asistido el equipo directivo y la unidad de calidad del hospital, y los responsables y profesionales de las unidades certificadas.

Con este distintivo, las unidades demuestran su compromiso con la excelencia y la mejora continua del servicio que ofrecen a la ciudadanía, garantizando que su actividad se ajusta a los estándares de calidad definidos en los manuales de certificación de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía. Estos criterios de calidad evalúan aspectos referidos a la organización de la actividad, la accesibilidad y continuidad de la atención, los derechos de los usuarios y la seguridad de los procesos.

A través de la autoevaluación que las unidades han realizado sobre los estándares de la ACSA, y que se ha ratificado en unas visitas de evaluación, el proceso de certificación constituye, además de un reconocimiento, una oportunidad de aprendizaje y crecimiento, que en este caso ha permitido identificar y desarrollar más de 100 acciones de mejora.

Inmunología y Alergología

Las unidades de Inmunología y Alergología y de Anatomía patológica han conseguido la certificación de calidad en nivel ‘Óptimo’, el segundo de los tres niveles previstos por el modelo de la ACSA (‘Avanzado’, ‘Óptimo’ y ‘Excelente’) y que exige un alto cumplimiento en estándares asociados al mayor desarrollo de la organización, a los sistemas de información, las nuevas tecnologías y al rediseño de espacios organizativos.

En concreto, la unidad de Inmunología y Alergología ha cumplido el 79% de los 129 estándares de calidad previstos para unidades de este tipo, destacando por medidas como la incorporación de la plataforma de secuenciación de alto rendimiento o nueva generación (Next-Generation Sequencing o NGS) para el estudio de compatibilidad de donantes y receptores de órganos. Asimismo, el informe de evaluación define como puntos fuertes de la unidad su plan de calidad y seguridad y los mecanismos de coordinación con atención primaria para la realización de pruebas diagnósticas. 

Anatomía patológica

Por su parte, la unidad de Anatomía patológica ha alcanzado un cumplimiento del 71% de los 103 estándares de la ACSA para laboratorios clínicos. El equipo evaluador ha señalado este servicio como referente en la realización de autopsias de enfermedades priónicas y COVID-19, y ha destacado como fortaleza el uso de sistemas que permiten evitar la contaminación del aire y mejorar la gestión de emisiones peligrosas, descontaminando el ambiente sanitario. Además, se ha puesto en valor el trabajo realizado para mejorar la trazabilidad de las muestras y la accesibilidad de la información sobre pruebas diagnósticas, a través de traducciones de hojas informativas a sistema Braille y locuciones en varios idiomas.

Aparato locomotor

En el caso de la unidad de Aparato locomotor, el equipo ha conseguido la certificación de calidad en nivel ‘Avanzado’, cumpliendo un 68% del total de estándares de unidades sanitarias. Esta unidad ha destacado por las numerosas iniciativas de mejora puestas en marcha: planes de cuidados específicos, listas de chequeo para cada visita, materiales de apoyo y protocolos para seguimiento del paciente. Además, esta unidad ha realizado un exhaustivo trabajo orientado a mejorar los tiempos respuesta, con monitorización diaria de indicadores, identificación de desviaciones y adopción de medidas inmediatas.

Cirugía ortopédica y Traumatología

Con el mismo nivel de certificación (‘Avanzado’), la unidad de Cirugía ortopédica y Traumatología ha cumplido el 58% de los estándares de unidades sanitarias. Su proceso de evaluación ha permitido poner en valor el trabajo realizado para garantizar la conciliación de la medicación, especialmente en pacientes pluripatológicos, y la implantación de procesos asistenciales, con una definición clara de acciones y de indicadores que permiten evaluar su desarrollo y ajustar la estrategia de abordaje.

Neurocirugía y Neurofisiología

Por otro lado, la unidad de Neurocirugía y Neurofisiología ha cumplido el 57% de los estándares, alcanzando también el nivel ‘Avanzado’. En su caso el proceso de certificación ha permitido destacar iniciativas como la creación e implantación de una aplicación informática corporativa para la gestión de tiempos de respuesta y atención al paciente, que permite establecer la prioridad asistencial y garantiza la gestión de colas. Asimismo, se ha destacado la sistemática de almacenamiento de fármacos y fungibles con criterios de seguridad y la participación de la unidad en el proyecto Oligospain, una red de investigación sobre oligodendroglioma en la que están implicados organismos como el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC), la Universidad y el Ayuntamiento.

Certificación de calidad de la ACSA

La certificación de estas unidades consolida la apuesta por la calidad y la certificación del Hospital Universitario Reina Sofía, que cuenta actualmente con 28 unidades certificadas y, entre ellas, siete en nivel ‘Óptimo’ y dos en nivel ‘Excelente’.

La Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía es una entidad de evaluación y certificación que pertenece a la Consejería de Salud y Consumo y está integrada en la Fundación Progreso y Salud. Su actividad de certificación se dirige a los centros y unidades sanitarias y de servicios sociales, a las competencias de los profesionales sanitarios y a la formación continuada, según el modelo de certificación del Sistema Sanitario Público de Andalucía, buscando siempre la excelencia en la atención sanitaria y favoreciendo una cultura de la mejora continua. Los estándares de la ACSA para la certificación de centros y unidades están reconocidos por organismos de acreditación nacional e internacional como la ENAC o la International Society for Quality in Healthcare (Isqua). Para más información sobre la ACSA: www.juntadeandalucia.es/agenciadecalidadsanitaria.

El Hospital Reina Sofía recibe la certificación de calidad para 5 unidades