viernes. 01.03.2024

Un equipo formado por un intensivista pediátrico, cirujano cardiovascular y perfusionista del Hospital Universitario Reina Sofía se desplazó a principios del pasado mes de junio hasta el Hospital de Badajoz para conectar a un bebé de 13 meses, en situación de extrema gravedad, a un sistema de oxigenación extracorpórea (ECMO). El menor presentaba fracaso cardiorrespiratorio derivado de complicaciones que había sufrido por su patología de base. 

Es la segunda vez que profesionales del Hospital Reina Sofía viajan hasta otro centro para prestar este tipo de asistencia. La primera ocasión fue en abril de este año y el lugar de destino Jaén, mientras que ahora el viaje ha sido fuera del territorio andaluz. 

Los sanitarios cordobeses actuaron con celeridad durante toda la noche, junto al equipo de apoyo del Hospital de Badajoz, para realizar la canulación del bebé y su conexión al sistema ECMO, que permitió estabilizarle e iniciar el traslado a la mañana siguiente, en una ambulancia especializada. 

El jefe de la Unidad de la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos del Hospital Reina Sofía, Ignacio Ibarra, explica que “el bebé permaneció seis días conectado a ECMO en nuestra UCI, hasta que su función respiratoria y cardiaca fue mejorando de forma progresiva”. Tras su estancia en UCI Pediátrica, el niño ingresó en planta y esta misma semana ha recibido el alta domiciliaria.  

El hospital cordobés es uno de los centros de Andalucía que ofrece este tipo de asistencia (a niños y adultos) que permite sustituir durante días la función del corazón y/o los pulmones. En este sentido, el doctor Ibarra ha puesto en valor la experiencia y amplia especialización de los profesionales nuestro hospital, “siempre pendientes de adquirir los últimos conocimientos y tecnología para ofrecer a los niños y niñas las mejores terapias y tratamientos. Sin duda, los sistemas de oxigenación extracorpórea son un reto para la sanitad pública que exige mucha coordinación, implicación y trabajo en equipo”. 

El Hospital Reina Sofía traslada a Córdoba a un bebé desde Badajoz conectado a una ECMO