miércoles 8/12/21

El Hospital Reina Sofía recibe su segundo sistema robótico Da Vinci que permitirá incrementar las cirugías

Especialistas usando el nuevo equipo de cirugía robótica instalado en el Hospital provincial
Especialistas usando el nuevo equipo de cirugía robótica instalado en el Hospital provincial. CONSEJERÍA DE SALUD

El Hospital Universitario Reina Sofía ha incorporado recientemente el segundo Sistema Robótico Da Vinci que permitirá que se incremente de forma progresiva el número de cirugías robóticas en el complejo sanitario. La previsión es que, dentro de unos tres años, el centro realice 500 anuales. El nuevo equipo se ubica en el Hospital Provincial y supone una apuesta decidida por este tipo de intervenciones, que ofrecen importantes ventajas para el paciente y gran seguridad en las cirugías.

Según ha destacado la directora gerente del hospital, Valle García, “venimos haciendo una apuesta decidida por la cirugía y, en especial, por la cirugía robótica asistida por sistema da Vinci, una modalidad que permite realizar operaciones complejas con abordaje mínimamente invasivo, que proporciona una excelente calidad asistencial y que fomenta la medicina de precisión”. Y, en este caso, añade, “hemos querido ubicar el nuevo sistema en el Hospital Provincial, potenciando así la renovación tecnológica en este centro”.

Este segundo sistema robótico permitirá consolidar al Reina Sofía como uno de los centros referentes en esta modalidad y, también, posicionarlo como centro docente, ya que desde 2020, los profesionales del hospital reciben a personal de otros centros para su formación. En esta línea, los profesionales de todas las especialidades que utilizan el robot tienen que superar un entrenamiento específico para utilizarlo, una formación que, según la supervisora del bloque quirúrgico del Hospital Provincial, María Ángeles Flores, “hemos asumido con mucha ilusión, ya que nos permite una mayor especialización y estar actualizadas en la práctica diaria de nuestra profesión y poder ofrecer a nuestros pacientes las nuevas técnicas que van surgiendo”.

A esta mejora, el director de la Unidad de Urología, Francisco Anglada, añade que “la cirugía robótica supone un avance con respecto a la laparoscopia convencional. Permite abordar técnicas muy complejas, incrementando la seguridad, mejorando los resultados y facilitando la participación de un equipo amplio de profesionales. La incorporación de un nuevo robot en el hospital provincial se justifica por la rápida incorporación de especialidades y procedimientos en el instalado previamente en el Hospital General. Además, respecto a la Urología, ha permitido alcanzar casi el 100% de cáncer de próstata intervenidos mediante robótica (previamente eran el 60%) y dar inicio a los programas de cáncer vesical y cirugía de suelo pélvico, al disponer de mayor libertad para ocupar quirófanos de robótica.”. Los especialistas en Anestesiología, como Raúl Fernández, pieza clave en este tipo de cirugías, señala que “significa una apuesta de futuro para este centro, ofreciendo a los usuarios la última tecnología y unos resultados notablemente mejores a la cirugía convencional apostando, así, por la seguridad y la calidad asistencial. Además, para nosotros ha sido un reto y nos permite mantenernos totalmente al día, revisando los últimos estudios y trabajos publicados”.

Otra de las especialidades que trabajará en este segundo equipo será Ginecología. Así, la doctora Esther Velasco explica que en la actualidad “en nuestra especialidad realizamos con este sistema las cirugías más complejas dentro del abordaje quirúrgico del cáncer de endometrio (incluyendo linfadenectomías pélvicas y aortocavas), como el abordaje de patologías benignas complejas como la endometriosis profunda. Así, esta tecnología nos permite innovar para el futuro y, a la vez, mejorar los resultados clínicos del presente.”

 

Actividad

Tras solo 3 años de la incorporación de la cirugía robótica, los profesionales de las unidades de Cirugía General y Digestiva, Cirugía Torácica, Otorrinolaringología, Ginecología y Urología han realizado un total de 547 cirugías. El gran interés de los equipos profesionales en esta modalidad ha logrado que en poco tiempo el Hospital Reina Sofía esté entre los centros nacionales que más actividad acumula en Cirugía Hepatobiliar y Pancreática y sea referente regional en la realización de cirugía robótica Hepática y Colorrectal. De hecho, recientemente se dio a conocer una intervención pionera en una mujer en avanzado estado de gestación. Esta operación ha permitido que el pequeño naciera en el tiempo de gestación adecuado y resolver el problema de salud de la madre sin haber tenido que interrumpir el embarazo.

Además de la cantidad de intervenciones, esta adquisición permitirá ampliar el tipo de cirugías que se realizarán. Así, las especialidades que ya operan con esta técnica quirúrgica podrán seguir sumando el tratamiento de nuevas patologías como la cirugía bariátrica y, también, se incorporarán nuevas especialidades como Cirugía Pediátrica y Cirugía Oral y Maxilofacial cuando finalicen su periodo formativo.

El nuevo equipo tiene unas características muy similares al que ya existe (Xi), ya que poseen la misma tecnología. Sin embargo, el Sistema del Hospital Provincial está diseñado para abordajes quirúrgicos de un único cuadrante, muy práctico para determinadas especialidades. Desde que el pasado 24 de mayo se iniciara la actividad quirúrgica con el nuevo equipo, se han realizado 19 cirugías de Urología y Ginecología.

 

Cirugía robótica con el sistema da Vinci

 

El robot comenzó a utilizarse en el Hospital Reina Sofía en 2018 en operaciones de Urología y Cirugía General y Digestiva. Pronto, se extendió a otras especialidades como Cirugía Torácica, Ginecología y Otorrinolaringología. Y no sólo se ha ido ampliando por especialidad, también en tipo de patologías. Así, en estos momentos se realizan cirugías robóticas para muchas enfermedades, especialmente de tipo oncológico.

Gracias a su versatilidad, precisión y comodidad ofrece a los pacientes una recuperación postquirúrgica más rápida y reduce el riesgo de complicaciones de la cirugía tradicional (como el sangrado o menor daño de los tejidos), entre otras ventajas. De hecho, la estancia media del paciente en el hospital se reduce, lo que provoca que a medio y largo plazo el sistema sanitario sea más eficaz.

 

Asimismo, para los profesionales, este modelo de cirugía permite trabajar con mayor fiabilidad, comodidad y precisión. En este sentido, ofrece la posibilidad de llegar a puntos menos accesibles, ya que amplifica y aumenta de forma muy importante la imagen que el profesional tiene del campo quirúrgico, elimina el temblor del cirujano, permite la visión tridimensional y un movimiento del instrumental con todos los ángulos de giro de la mano del especialista.

El Hospital Reina Sofía recibe su segundo sistema robótico Da Vinci que permitirá...
Comentarios